Publicado el: 19 Jul 2018

Llega el Orgullín de San Esteban

La fiesta en defensa de los derechos LGTBI se celebra mañana con desfiles, disfraces y premios en la dársena y en el paseo marítimo

Mónica G. Tellechea, alma mater del Orgullín de San Esteban

 

Redacción / Pravia

San Esteban, en la ría del Nalón, celebra mañana viernes, 20 de julio, una nueva edición de su fiesta del Orgullín, “la más original y especial de cuantas hay en España en favor de los derechos de gays, lesbianas, bisexuales y transexuales, porque tiene lugar en un pueblo que no llega a 500 vecinos, aunque la población aumenta durante el verano”, explican los organizadores .

El Orgullín de San Esteban es una iniciativa de una de sus vecinas, Mónica González Tellechea, que es la gran protagonista de la fiesta, aunque cuenta con el apoyo entusiasta de todo el pueblo, incluyendo a la hostelería local. Uno de los restaurantes de San Esteban, Cam Ribera, es la sede extraoficial de la celebración anual y colabora activamente con Mónica, aunque la fiesta se celebra en plena calle, en la dársena y en el paseo marítimo. Mónica sorprende todos los años a sus vecinos y a los muchos visitantes que se dan cita en San Esteban ese día con sus espectaculares disfraces, que luce a partir de medianoche tras un paseo triunfal que se inicia bajo uno de los históricos cargaderos del puerto.

El Orgullín de San Esteban tiene siempre un preámbulo el día anterior con una cena en Cam Ribera en la que se homenajea a la persona que anualmente recibe el premio “Chimenea en popa”, la expresión que utilizaban los marinos de San Esteban para referirse a los gays. El premio “Chimenea en popa” se otorga anualmente a la persona o colectivo que destaca por su defensa del movimiento LGTBI. Este año la elección ha recaído en el movimiento feminista 8-M, una auténtica revolución pacífica para la mujer, pero también para gays, lesbianas, bisexuales y transexuales. La sociedad española ha dado un enorme salto cualitativo con el 8-M, hasta el punto de que se puede hablar de un antes y un después en lo que se refiere al feminismo y a la libertad sexual.

En nombre del 8-M recibirá el “Chimenea en popa”, por decisión del comité que con Mónica está al frente del Orgullín, Marián Moreno Llaneza, de 54 años, nacida en León pero residente desde hace mucho tiempo en Asturias, que se define a si misma como “mujer, feminista, lesbiana y optimista”. Es profesora de Instituto desde hace 28 años y da clases de Lengua y Literatura, aunque también es muy conocida por sus tareas de formación del profesorado en materia de igualdad y lucha contra la discriminación sexual. Ha escrito varios libros sobre el tema y ha sido asesora en esta materia de la Consejería de Educación del Principado.

Como representante del 8-M Marían Moreno será homenajeada hoy en la cena del Cam Ribera, en la que se le mostrará la obra artística que cada año es el emblema del premio “Chimenea en popa”. En esta ocasión es un cuadro del artista local Mario Careaga. Marián lo recibirá públicamente mañana durante el Orgullín.

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón