Publicado el: 23 Jul 2018

El Orgullín vibró en San Esteban

La fiesta en favor de los derechos LGTBI, contestataria y llena de color, estuvo dedicada a la movilización del 8 de Marzo

Redacción/Pravia

El Orgullín de Cam de Ribera, la única fiesta en favor de los derechos del colectivo LGTB de la zona rural asturiana, se celebró este fin de semana en San Esteban de Pravia, en una edición contestataria y llena de color que estuvo dedicada a la movilización del 8 de Marzo. La filóloga feminista Marian Moreno Llaneza recibió el premio ‘Chimenea en Popa’, en una cena en Cam de Ribera. El viernes, la fiesta se prolongó hasta la noche, tras un desfile en el que la llegada se hizo a través de la ría en ‘La Carmela’. La principal promotora de la fiesta, Mónica González Tellaechea, llegó con enormes plataformas y disfrazada de unicornio, y tuvo como aliada a Ángela Show. Por la noche, participó en la fiesta vestida de papisa Juana, que según la leyenda se hizo pasar por hombre y ocupó el papado en el siglo IX. La de González Tellaechea fue “la papisa del 8-M”, muy irreverente.

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón