Publicado el: 18 Ago 2018

El avispón asiático llega a Soto

Se destruye un primer enjambre en Riberas, que no pudo ser retirado por el Principado “por no estar operativo todavía el protocolo” mientras la plaga se extiende por todo el norte

Los operarios, retirando el nido. En el recuadro, varios ejemplares muertos y dos larvas de la especie (Foto: J.J.G.)

 

Redacción / Soto del Barco

La presencia del avispón asiático, especie invasora que se detectó por vez primera en Asturias en 2016, empieza a ser masiva. Ayer se eliminó el primer nido detectado en el concejo de Soto del Barco, situado en un eucalipto en Riberas, concretamente en el lugar de la Quintanona, en lo que es la segunda acción de este tipo en la comarca tras la destrucción, hace un mes, de otros dos nidos de la especie en Las Llanas (Muros).

Con esta captura se confirma que el avispón asiático empieza a asentarse en Soto, tras la captura de varios ejemplares aislados por la zona. Juan José Galán, concejal en el Ayuntamiento, explica que algunos apicultores “ya habían encontrado algunas avispas sueltas, pero el nido ya es un indicador seguro de que aquí hay una población de este insecto”. El hallazgo tuvo lugar a mitad de semana “por casualidad, mientras se colgaban los banderines de las fiestas”. Se activó el protocolo que fija el Principado, aunque para sorpresa del ayuntamiento sotobarquense “nos informaron que hasta septiembre no estaría operativo”, de modo que, tras llamar a los bomberos “que tampoco pudieron actuar por tener una inaccesibilidad de más de 30 metros”, el consistorio hubo de contratar una empresa privada de control de plagas para eliminar el nidal.

Efectuada la operación, y muertos los ejemplares de la colonia, entre los restos del nido se localizó la reina (ejemplar que pone los huevos, cuya productividad por cada puesta puede alcanzar varios miles de avispas), hallándose también numerosas larvas en desarrollo avanzado. Se da la circunstancia de que Soto fue el primer concejo de la zona donde se organizó una jornada informativa para informar sobre los medios existentes para atajar estos hallazgos. En el resto de la comarca, la amenaza se ha hecho patente con avistamientos de supuestos nidos en Prahúa (Pravia) y la captura de varios ejemplares en las inmediaciones del propia villa.

La avispa asiatica entró en Asturias en 2016 por el occidente, y hasta la fecha se han eliminado casi 11.500 nidos en 34 concejos de Asturias donde se ha dado notificado presencia del insecto. En Gijón se detectó uno nada menos que en el pabellón del Museo del Pueblu d’Asturies, en plena Feria de Muestras. La voracidad de esta especie se ceba sobremanera con las abejas, diezmando los panales y convirtiéndose en una amenaza económica para la apicultura. Es un insecto grande y su picadura es molesta y dolorosa, aunque no reviste mayor gravedad,salvo que la persona afectada se alérgica a su veneno.

 

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón