Publicado el: 31 Ago 2018

El punto limpio de Soto y Muros estará listo en febrero

Los dos concejos y Cogersa negocian con Cudillero su participación para reducir los costes de mantenimiento de la nueva planta de San Esteban

La técnico de Cogersa explica sobre el plano las obras a los alcaldes y al gerente de Cogersa / F. R. G.

F. Romero / Muros de Nalón

Esta semana comenzaron las obras de construcción del punto limpio que compartirán los concejos de Muros de Nalón y Soto del Barco. Está situado en suelo municipal, en San Esteban de Pravia, en la zona de La Tronca. Dispone de una inversión que superará los 400.000 euros y se espera que entre en funcionamiento en febrero de 2019. Se instalarán más de una veintena de contenedores para diferentes tipos de residuos tóxicos y voluminosos del hogar.

Hoy visitaron los trabajos Santiago Fernández, gerente de Cogersa, entidad pública que impulsa las obra, la alcaldesa de Muros de Nalón Carmen Arango y el alcalde de Soto del Barco, Jaime Menéndez, así como los responsables de la empresa Trabajos Salense, que realiza la ejecución de la obra. Los dos regidores destacaron la importancia de esta planta “que acabará con los vertederos ilegales de ambos concejos”. Ahora, tanto Cogersa como los dos Ayuntamientos, llevan a cabo negociaciones con Cudillero para incorporarlo al proyecto, lo que haría que las cargas económicas de mantenimiento de la planta, que asumen los dos municipios, fueran menores.

El solar es la antigua estación de transferencia de San Esteban, que quedó obsoleta cuando se abrió la autopista hace 4 o 5 años, momento en el que era más cómodo transportar los residuos hasta la planta de Serín. Tiene una superficie de 2.581 metros cuadrados y aunque es una parcela constreñida, dará un servicio suficiente “con unas instalaciones nuevas, ajardinadas y una buena imagen de limpieza”, explicó Santiago Fernández. La obra servirá para limpiar el entorno y la alcaldesa de Muros ya dijo que se aprovecharía para pedir a las naves colindantes que mantuvieran a su vez un mayor cuidado de sus fincas de manera que se pueda regenerar la zona.

“Para nosotros esta planta es suficiente para atender nuestras necesidades y aunque el espacio sea pequeño y no tenga capacidad de ampliarse creemos que daría también servicio suficiente si se suma Cudillero”, señaló Jaime Menéndez. Uno de los escollos que impedirán su ampliación futura es la existencia de un poblado de infravivienda junto a la planta, aunque la alcaldesa de Muros cree que con la construcción de las nuevas viviendas sociales desaparecerá casi en su totalidad.

El nuevo punto limpio puede ser la manera de acabar con los numerosos vertederos piratas “puntuales” que afloran en la comarca. “Hay mala conciencia por parte de algunos vecinos que tiran sus enseres a pesar de que hay un servicio gratuito los jueces de recogida. Ya nos ha denunciado en varias ocasiones el Seprona por ello, aquí mismo en La Tronca” explicó la alcaldesa, mientras que el alcalde de Soto informaba que recientemente alguien “de otro municipio” abandonó en Soto 200 neumáticos. Otro problema cada vez mayor es que muchos propietarios tiran en lugares indebidos el producto de la siega y la poda. En este sentido el gerente de Cogersa dijo que se iba a instalar un contenedor para este tipo de residuos. “Es una auténtica locura las bolsas de hierba que dejan en los contenedores”, recalcó Carmen Arango.

La planta contará con un trabajador permanente de mantenimiento que costearán los dos ayuntamientos, mientras que la inversión será a cargo de Cogersa. “El Bajo Nalón tenía mucha necesidad de este punto limpio”, explicó Santiago Fernández, quien valora el que dos ayuntamientos  acordaran agruparse enseguida en un proyecto en común.

Distintos momentos de la visita / F. R. G.

 

El nuevo punto limpio 

El futuro punto limpio estará conformado básicamente por dos plataformas de hormigón en diferente altura sobre las que se colocarán los contenedores de gran tamaño para residuos voluminosos tales como vegetales, muebles, chatarras o escombros. Además se construirán una báscula de pesaje y marquesina dentro de la cual se ubicarán los recipientes para los residuos especiales del hogar (restos potencialmente tóxicos como aceites, fluorescentes, pilas y baterías, restos de pinturas y disolventes, etc.). Se levantará asimismo un pequeño edificio de servicios que albergará la oficina de atención al público, los aseos y vestuarios del personal y un pequeño almacén de 20 metros cuadrados.

El nuevo punto limpio de Soto del Barco y Muros del Nalón contará con asistencia permanente de un operario de Cogersa, lo que permite garantizar el buen uso y mantenimiento de sus instalaciones y la atención a los usuarios. Su puesta en marcha va a suponer un salto cualitativo muy importante en los servicios ambientales de que disponen los dos municipios, con una población total de 5.800 habitantes, tanto para para impulsar el reciclaje, como para combatir los vertidos ilegales en el entorno natural, los llamados vertederos pirata.

El uso de los puntos limpios como el de San Esteban de Pravia es gratuito para particulares, mientras que los pequeños empresarios y autónomos han de pagar un canon por el transporte y gestión de residuos.

La inversión en la obra corre de cuenta del Consorcio, como parte del presupuesto asignado al Plan de Ampliación y Modernización de la Red de Puntos Limpios de Asturias, aprobado en 2005 por la junta de gobierno de la entidad. Una vez entre en servicios, los costes de personal y explotación se repartirán entre los dos Ayuntamientos. Los gastos de explotación incluyen el precio del transporte y tratamiento de los residuos que depositen los ciudadanos, aunque hay varios de ellos que resultan gratuitos para los Consistorios (el Consorcio no les cobra por su gestión), tales como los electrodomésticos, las chatarras, el papel/cartón, los envases ligeros y todos los tóxicos del hogar (pilas, aceites, fluorescentes, restos de pintura, etc.).

 

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón