Publicado el: 20 Sep 2018

Lastra apuesta por racionalizar los horarios de Cercanías

El consejero de Infraestructuras favorable a mejorar las frecuencias de los trenes y evitar la supresión de líneas

Cercanías a su paso por Los Cabos

 

Redacción / Pravia

La buena disposición de Renfe para que sea la comunidad autónoma la que gestione o proponga los horarios de los trenes de cercanías, ha sido bien acogida por el consejero de Infraestructuras Fernando Lastra ha despejado la duda sobre la posibilidad de suprimir líneas. “Se trata de racionalizar, no de suprimir, de lo que se habla es de mejorar el servicio”, señaló durante una intervención en la apertura de la Jornada ‘Retos y Oportunidades del Corredor Atlántico’ que se celebró en el recinto ferial gijonés ‘Luis Adaro’.

Adelantó además que se va a licitar un nuevo estudio informativo para contemplar cómo resolver el problema de las cercanías y compatibilizarlas con Mercancías, de manera que se eviten problemas de tráfico que generan retrasos. El consejero está convencido que moviendo el mismo número de trenes pero en otros horarios se puede obtener una mejora de la eficiencia del servicio y aplaude la propuesta de Renfe de que sea la comunidad autónoma la que proponga horarios a la empresa.

La líneas de cercanías de la antigua FEVE, operadora ferroviaria que desde 2013 quedó integrada en RENFE, están en un proceso de decadencia y dejadez institucional. Ese es el mensaje que lanzó recientemente un grupo de usuarios de cercanías, que ha iniciado una campaña en Change.org para solicitar al Ministerio de Infraestructuras la elaboración de un plan nacional para el mantenimiento y el mejoramiento del servicio que presta la red de vía estrecha en todo el país.

La medida, que está a punto de alcanzar las 4.000 firmas de las 5.000 fijadas como objetivo, reviste especial interés para la comarca del Bajo Nalón en las líneas F7, entre San Esteban y Oviedo, y F4, entre Cudillero y Gijón, al cruzar los concejos de Muros, Pravia y Soto, que la pasada primavera registraron un pico histórico de cancelaciones  y protestas de usuarios por impuntualidad y anulaciones de servicios. Los argayos y árboles caídos sobre el tendido llegaron a paralizar casi por completo el servicio de cercanías. A ello se suma la falta de inversiones planificadas sobre el trazado viario, que no se llegaron a emprender pese a estar presupuestadas, y las constantes promesas de mejora planteadas por el ejecutivo, que quedaron en una declaración de intenciones y que tras el cambio de gobierno del pasado junio siguen sin dilucidarse.

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón