Publicado el: 15 Oct 2018

Aclaraciones sobre la Nalón Beast 2018

Por Jaime MENÉNDEZ CORRALES

Alcalde de Soto del Barco

Ante las noticias aparecidas en la prensa, así como en las redes sociales, respecto a la prueba de obstáculos O.C.R Nalón Beast San Juan de la Arena, en su IV Edición (más de 500 participantes entre todas las categorías), y los posibles perjuicios causados tanto al patrimonio cultural como natural en San Juan de la Arena, me gustaría hacer siguientes puntualizaciones:

1.- Respecto a lo que se califico como destrozo del patrimonio cultural, decir que en ningún momento la escultura El Barco de Rubén Darío, obra del escultor Juán Méjica, sufrió ningún desperfecto. Yo me entero poco antes de que comience la carrera de que hay una estructura de andamios, montada por una empresa profesional, que llegaba a dicha escultura y que los corredores accedían a ella a través de una escalera tenía sus propios elementos de fijación, no apoyando nunca el peso sobre la obra y salían de la misma sobre un andamio anexo pero separado de la escultura. Puesto en contacto con el responsable municipal que supervisaba la prueba, me asegura que no existe ningún problema, dado que durante el montaje se tuvo como prioridad que la obra no sufriera ningún daño, como así ha sucedido. También me explica que la organización en todo momento pretendía que esta escultura fuera el elemento mas simbólico y reproducido de la prueba. A la vista de la polémica generada, en futuras ediciones esto no volverá a ocurrir, tal como le aseguré a Juán Méjica, autor de la escultura, para ponerlo al corriente de lo que había sucedido.

La persona que cuestiona de forma tan vehemente estos hechos fue protagonista de lo que sí se podría considerar como una verdadera agresión al patrimonio histórico y monumental del pueblo de La Arena, al pretender anclar el pasado año por Navidad, tal como lo venía haciendo en años anteriores, una estructura de andamios con una red de pescar entrelazada en los mismos sin ningún tipo de garantías en su montaje, y que al no ser autorizado por el párroco, tuvo la osadía de instalarlo en el parque de la plaza del Pescador, no resistiendo las rachas de viento habituales en la zona y desplomándose íntegramente en ese espacio, utilizado habitualmente por niños, hechos de los que esta persona nunca dio una explicación adecuada.

2.-Respecto al desbroce para el paso de corredores de una franja de unos 15 m de largo y 3 m de ancho entre la playa fluvial conocida por La Llama y la Calle Bajamar, es necesario destacar que actuaciones similares ya fueron realizadas en la 2ª y 3ª edición de la carrera, no habiendo sido cuestionada por nadie, seguramente porque no supuso ningún tipo de daño medioambiental, dado que la zona afectada se recupera de forma podríamos decir inmediata y posiblemente con más vigor, al suponer una regeneración y aireación de la vegetación allí existente (lo que vulgarmente conocemos con el nombre de Xuncos). Reto a cualquier persona interesada a que localice, si puede, el paso de los años anteriores y también les emplazo a que en los meses venideros se observe  la recuperación de la zona que ahora es objeto de polémica.

3º- Se denuncia que se permitió el paso de corredores por la llamada zona de El Charco. Falso. Esa zona no se utilizó, ni este año ni el pasado. Se limitó exclusivamente a la zona más cercana a las edificaciones de las calles: Marqués de Argudín,  Las Ranas,  El Carbón, Los Rapacinos, Severo Ochoa, La Ardora y Las Adobadoras. La limpieza efectuada sirve para mantener un camino en desuso, prolongación de la calle Las Ranas. En ningún caso se accedió  a fincas situadas más al interior, en la zona del Charco, a pesar de la insistencia de los propietarios para aprovechar la limpieza y mejorar los accesos a sus fincas. No se pueden confundir las labores habituales de limpieza con el “destrozo del patrimonio natural”.

4º Se denuncia que la carrera discurrió por la zona de las dunas de la playa de los Quebrantos. Falso. El acceso al arenal se realizó directamente desde el paseo de la escollera, paralelo a la zona de la desembocadura del río Nalón, acceso utilizado habitualmente por la gente para pasear y para acceder a ese lugar de la playa, y la zona de acopio de la retirada de los residuos de la limpieza de la playa de la temporada preestival y estival. Merece la pena aclarar que el paso por la zona de las dunas de la playa de los Quebrantos, solamente se realizo en la 1ª y 2ª edición de la prueba y dejó de hacerse en la pasada edición y en ésta, no porque se hubiera producido algún daño medioambiental, que no se produjo, sino que se descartó porque el último año que se utilizó, hubo que pagar una elevada cantidad de dinero a la Demarcación de Costas por los metros cuadrados de terreno utilizados para la prueba en ese sitio.

Por último, respecto a las acusaciones formuladas por un colectivo vecinal, donde se ponía en cuestión el dudoso beneficio para el pueblo de esta carrera, considerada ya como una de las mejores de España, les invito a que pregunten en todos los restaurantes y alojamientos del pueblo, y en algunos que no están en La Arena, si ese día  notaron la afluencia de gente en sus negocios. En cuanto a las acusaciones de siega y pisoteo indiscriminado  de dunas, xunqueras y el humedal conocido como El Charco, decirles que lo primero que tienen que hacer es enterarse del recorrido de la carrera para después denunciar y criticar, porque  tal como ha quedado demostrado en lo expuesto anteriormente esas acusaciones son falsas.

 

 

 

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón