Publicado el: 22 Ene 2019

Una empresa de Castrillón derribará el ‘esqueleto’ en 2 meses

La propiedad de la ruina acepta desmontar los restos abandonados durante dos décadas en el centro de Pravia para lo que alquilará además una grúa robotizada que se traerá de Madrid

Esqueleto de Pravia

 

Rafa Balbuena / Pravia

El derribo del esqueleto de Pravia, varias veces anunciado, empieza su cuenta atrás, aunque esta vez no se trata de un anuncio del Ayuntamiento, apremiado a su demolición subsidiaria, sino a instancias de la misma propiedad del inmueble. Según ha podido saber LA INFORMACIÓN DEL BAJO NALÓN, los dueños del polémico edificio en ruinas han contratado los servicios de una empresa de derribos radicada en Castrillón, en vistas a desmontar los restos inconclusos del inmueble y dejar el solar allanado en un plazo inferior a dos meses.

Se trata de la primera vez que la propiedad del solar, en estado de abandono desde hace más de dos décadas, emprende una acción de “motu proprio” destinada a la eliminación del bloque. El informe técnico municipal emitido en 2018 estipulaba el pasado 2 de enero como fecha tope para los dueños para acometer la demolición. Una vez expirado, correspondía al propio Ayuntamiento, de modo forzoso y por razones de interés público, el inicio de las labores de derribo. Sin embargo, la empresa contratada está realizando desde esta semana las gestiones oportunas para desarrollar la acción, incluyendo el alquiler de equipos especiales (una grúa robotizada) que se desplazará desde Madrid para acometer el derribo en un plazo previsto que, como se ha dicho, no deberá superar los dos meses.

Según ha podido saber este diario, los responsables de la empresa de derribos ya se han reunido con el alcalde en vistas a perfilar los detalles de los trabajos, y la única medida pendiente de aprobación es el estudio de seguridad, cuya idoneidad deberá ser avalada por un dictamen del Colegio de Arquitectos de Asturias para, a renglón seguido, ser aprobado y tramitado el proyecto definitivo de demolición por la Comisión de Urbanismo para su ejecución inmediata. La existencia de viviendas colindantes con el “esqueleto” obliga a extremar las precauciones en ese aspecto. El expediente se inició en enero de 2016, pocas semanas después de la toma de posesión como Alcalde de David Álvarez.

Situado en la confluencia de las calles Doctor Argüelles y el área infantil del parque Heno de Pravia, el “esqueleto” es un inmueble de unos 740 m² que se comenzó a edificar en 1991 pese a que un informe municipal emitido entonces lo desaconsejaba. La obra quedó paralizada un par de años después, al parecer por quiebra de la constructora. En medio de un atolladero legal, el edificio diseñado quedó inconcluso y, además del pobre efecto estético ha generado un foco de insalubridad incipiente y constantes quejas vecinales. El proceso de cara a su eliminación se ha prolongado por más de 25 años durante los cuales la obra, abandonada en plena fase constructiva ha permanecido con los pilares al aire, sin paredes ni remate de la estructura, de ahí su nombre popular.

 

Comentarios:
  1. Raquel dice:

    Enhorabuena a los vecinos que, según parece, por fin verán cumplidas sus ilusiones y se derribará este esperpento.
    Me quedan algunas dudas sin resolver:
    – ¿ Por qué ningún alcalde consiguió llegar a este punto hasta ahora?
    – ¿Quién presionó al alcalde para que se llegara a esta solución?
    – Nos mentían cuando nos decían que no se podía hacer nada, que era imposible, que no había solución?
    Quizá los gobiernos socialistas y peperos podrán explicarlo.
    Gracias a todos aquellos (no sería justo olvidarnos de ellos) que levantaron su voz y realizaron toda lapresión posible para que este derribo se haga efectivo.

  2. […] apenas dos semanas, La Información del Bajo Nalón anunciaba que una empresa de Castrillón iba a derribar el ‘esqueleto’ a instancias de […]

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón