Publicado el: 21 Mar 2019

El Dragos I, varado en la burocracia

El Gobierno regional reconoce el retraso en la retirada de la embarcación abandonada, ahora porque debe registrarla oficialmente a su nombre antes de desguazarla

El Dragos Uno

Redacción/Pravia

El Dragos Uno sigue amarrado al puerto de San Esteban, en estado de completo abandono, pero donde está realmente es varado en la burocracia. Así lo reconoce la consejería de Infraestructuras, en respuesta a una pregunta de la diputada de Foro Asturias Carmen Fernández, que se interesó por el retiro y desguace del barco. “El Consejero de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, en la sesión plenaria de la Junta General del Principado de Asturias de fecha de ocho de noviembre de 2018, declaró que se estaba procediendo a la valoración de las operaciones a ejecutar por una empresa especializada. Una vez realizada dicha valoración se procedería a su consignación presupuestaria y hacerse cargo de las mismas de acuerdo con esa empresa especializada, la cual citaba expresamente, DDR-VESSELS XXI, S.L. ¿En qué fase de tramitación administrativa se encuentra el desguace del buque Dragos Uno, amarrado en el puerto de San Esteban de Pravia, en Muros de Nalón, y cuál es la previsión del Gobierno respecto a la fecha en la que dicho desguace será ejecutado?”, señala en su pregunta.

Fernando Lastra reconoce que hay nuevos retrasos, en esta ocasión porque el barco debe ser inscrito a nombre del Principado para poder contratar su desguace. El consejero cita en esta ocasión a otra empresa, Vapores Suardíaz Norte, que en noviembre del año pasado solicitó el documento de abandono del barco. En enero, sin embargo, la consejería reconoce que hay un nuevo trámite que no estaba previsto, tras consultar con un abogado maritimista, “que confirma que para proceder al desguace del buque es preciso registrar la embarcación. Para conseguir este objetivo, considera adecuado solicitar un informe a la Capitanía Marítima de Avilés sobre los riesgos que para la seguridad marítima representa la situación actual del Dragos Uno”, señala el consejero, que concluye que “la fecha de desguace está condicionada” a la inscripción del buque a nombre del Principado en el Registro Marítima de Buques.

Este buque lleva años amarrado en San Esteban, en estado de abandono. Los vecinos han denunciado reiteradamente que genera situaciones de riesgo. En su día Lastra justificó el retraso dada la “farragosa” situación jurídica del barco, propiedad de una empresa que ya no existe, y que fue preciso resolver declarando a la embarcación en estado de abandono.

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón