Publicado el: 27 Mar 2019

Hasta siempre Ana

Por Lucía MARTÍNEZ

Nunca es fácil escribir sobre el fallecimiento de una persona y si a eso le sumamos que sea joven y encima amiga, se vuelve casi imposible. Las lágrimas, los sentimientos, los recuerdos, se agolpan en mi cabeza.
Nos ha dejado Ana Pire, tras una enfermedad  que encaró con la mayor fuerza y valentía. Pero hasta los grandes guerreros caen en el campo de batalla.
Podría escribir sobre diferentes facetas de su vida, la profesional, la política… pero prefiero hacerlo sobre su faceta personal.
Siempre llevó a Trubia en su corazón, pero se sentía praviana al cien por cien. Se involucraba, trabajaba y participaba en todos los acontecimientos de la villa, lo que me llevaba a decirle en más de una ocasión, en tono de humor “te estás ganando ser praviana de adopción”.
Ana, era amiga de sus amigos, siempre estaba ahí, si veía que alguien la necesitaba, no preguntaba, no juzgaba, simplemente estaba a tu lado.
Me cuesta pensar que ya no podré gastarle una broma más, ni reñir con ella o tomar algo… pero lo que no me cuesta decir es que siempre formará parte de todos nosotros y de la historia de Pravia.
Se fue una gran hija, gran esposa, gran madre, y gran amiga. Aquí deja a mucha gente que la lloras, pronunciando su nombre con un nudo en la garganta que nos será difícil deshacer, pero al mismo tiempo pensando que su vida fue feliz, fue querida y fue respetada.
Hasta siempre Ana, nunca te diré adiós, me niego a ello, porque siempre estarás en mi recuerdo.
Mi más sentido pésame a su familia, en especial a su esposo Javier e hijas Teresa y Candela, que saben que nos tendrán a su lado.
Y sólo me puedo despedir de una manera que a ella le haría sonreír: “un saludo”.

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón