Publicado el: 24 Abr 2019

Celia, orgullo para el deporte praviano

Celia con el uniforme de la Selección / L. M.

Por Lucía MARTÍNEZ

[Pravia al Dedillo]

En Pravia, pese a su corta edad, tenemos grandes ejemplos de mujeres luchadoras. Celia Fernández Arias es un gran ejemplo aunque, como ella misma relata, nunca se encontró discriminada en un deporte que hace pocos años se consideraba de hombres como es el fútbol.
Así se hizo un gran hueco y gracias a su esfuerzo, trabajo y amor por este deporte, llegó a lo más alto.
Su andadura en el fútbol comenzó a los 4 años en el Villa de Pravia. Recuerda que fue con su madre a acompañar a su hermano Jorge a uno de sus entrenamientos y ella le dijo: ¿No te apetece probar? Y vaya que si probó… hasta día de hoy.
“Allí pasé la mayor etapa de mi vida (hasta los 15 años) y aunque era la única “nena” o “princesita”, cómo me llamaba algún entrenador, era una más para mis compañeros. Siempre me sentí arropada y querida por este gran club, que a día de hoy siguen pendientes por mi trayectoria futbolística”.
Durante todo ese tiempo no era difícil encontrar a Celia, balón en mano, yendo a jugar unos partidos de fútbol al parque. Para ella no había mayores ni pequeños, sino compañeros de juegos con los que pasaba la tarde disfrutando de su gran afición.
Desde los 9 años hasta los 18 (máxima edad permitida) formó parte de la selección asturiana, con la que llegaron a ser subcampeonas de España.
A los 15 años terminó su etapa en el Villa de Pravia y da el salto a la superliga con el entonces Oviedo Moderno y ahora Real Oviedo, siendo la chica más joven jugando en primera división. Ahí pasó 6 temporadas, 3 de ellas jugando en la máxima categoría (1ªdivisión), un sueño para cualquier futbolista y espera poder repetir algún día a pesar de le supuso mucho esfuerzo y sacrificio el compaginar los estudios con los entrenamientos y los viajes tanto con el Oviedo cómo con la selección asturiana.
Durante este tiempo también fue convocada con la selección española sub 1 “una experiencia inolvidable y un orgullo de vestir la camiseta con los colores de tu país”.
Las dos últimas temporadas después de un amargo descenso del Real Oviedo jugó en 2ª división, categoría en la que se encuentra ahora. Hay que destacar que esas dos temporadas siempre quedaron primeras y jugaron los “play off” sin fortuna ningún año pero con mucho orgullo.
Con todo esto y sus vivencias deportivas puedo decir que aquella niña rubia de sonrisa picarona y su balón entre las manos, llegó a lo más alto, para orgullo de todos los pravianos, demostrando que el que quiere, con esfuerzo, ilusión, trabajo y empeño, todo lo consigue. Celia, fue en su momento icono femenino en el fútbol praviano, pero a día de hoy podemos decir que también lo es en el asturiano y nacional. Un ejemplo para muchas chicas jóvenes que se buscan su hueco en el mundo del deporte.

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón