Publicado el: 06 Ago 2019

Una joven, hospitalizada tras una agresión en el Xiringüelu

La Guardia Civil intervino en 13 conatos de pelea o agresiones durante la romería, que reunió a 40.000 personas

Los agentes incautaron 192 dosis de ‘gas de la risa’, identificaron a varios ‘mirones’ y auxiliaron a un joven que fue dejado por sus amigos en Tapia tras salir de la fiesta

Asistentes a la romería

Redacción/Pravia

Una joven de 23 años ha resultado herida y ha sido hospitalizada tras sufrir presuntamente una agresión en la romería del Xiringüelu, en Pravia. La Guardia Civil tiene identificados a testigos de la supuesta agresión, aunque no ha recibido denuncia por parte de la familia. En total, los agentes intervinieron en 13 conatos de pelea o agresiones durante la romería, que reunió a unas 40.000 personas. Además, incautaron 192 dosis de óxido nitroso, conocido como ‘gas de la risa’, una sustancia muy poco común en Asturias. Por primera vez, se utilizó un sistema de videovigilancia, con tres cámaras en lugares estratégicos, para garantizar la seguridad de los asistentes.

En el balance del dispositivo de seguridad, la Guardia Civil señala que se confeccionaron 117 actas de aprehensión de sustancias estupefacientes por tenencia y consumo de diversas drogas, así como 6 aprehensiones por tenencia de armas blancas. Además, se realizaron 1.790 pruebas de alcoholemia dando como resultado positivo 60 de ellas y procediendo a la investigación de 4 personas por delitos relacionados con la seguridad vial.

La principal novedad en el dispositivo de seguridad elaborado por la Comandancia de Oviedo, fue la instalación por parte del Servicio de Telecomunicaciones de la Guardia Civil de un sistema de video-vigilancia y grabación que se estableció en el Puesto de Mando Avanzado. Los agentes encargados de la vigilancia y control de estas cámaras fueron instruidos en los días previos en el uso y limitaciones legales conforme a la normativa legal vigente. El principal objetivo en la instalación de este tipo de cámaras “es la de preservar la seguridad ciudadana en la prevención de delitos contra el patrimonio, contras las personas y contra la libertad sexual. En concreto fueron instaladas 3 cámaras de vigilancia que fueron colocadas en lugares estratégicos, permitiendo a los guardias civiles monitorizar en tiempo real cualquier incidencia que se produjera”. La Guardia Civil también vigiló la zona con un helicóptero.

Mirones, un joven perdido en Tapia y un conductor en fuga

La Guardia Civil también dispuso de personal no uniformado “que actuó principalmente en la zona de las casetas y carpa, cuya finalidad era la de detectar cualquier tipo de agresión sexual o robo y localizar puntos de venta de sustancias estupefacientes. Uno de los resultados de este tipo de vigilancia, fue la localización de varias personas que se dedicaban principalmente a seguir a las parejas y observarlas en caso de que tuvieran algún momento íntimo. Ante el temor de que pudieran utilizar algún dispositivo de grabación, los agentes se vieron obligados a realizar varias identificaciones”.

También fueron numerosas las llamadas al 062 para pedir ayuda “para auxiliar a personas ebrias o para localizar a algún conocido o familiar que se encontraba en paradero desconocido” en la multitudinaria romería. La Guardia Civil destaca el caso de un particular, que informó de que su coche había sido golpeado por otro cuando estaba estacionado en Pravia. El otro conductor, que se había dado a la fuga, fue posteriormente localizado.

Uno de las llamadas alertó de la aparición a las dos de la mañana de un joven avilesino de 18 años, desorientado, en Tapia de Casariego. “Al parecer, el joven había salido con unos amigos del Xiringüelu y éstos lo habían dejado en la localidad de Tapia de Casariego, no portando dinero, ni teléfono móvil y desconociendo el número de teléfono de sus padres y el de su casa”. Los agentes lograron encontrar a su familia.

En el dispositivo de seguridad ciudadana y vial participaron agentes pertenecientes a las compañías de Luarca, Mieres, Oviedo y Pravia, además de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de Asturias, el GEDEX de la Comandancia de Gijón, el GRS de León, la Unidad Aérea de la Zona de Asturias, la USECIC de Oviedo, el Servicio Cinológico, Policía Judicial, SEPRONA y la Oficina Periférica de Comunicación entre otras. En total más de 250 Guardias Civiles velaron por el correcto desarrollo de la romería.

Agentes en el dispositivo de seguridad de la fiesta

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón