Publicado el: 06 Sep 2019

¡Que comiencen las fiestas!

Por Higinio IGLESIAS

Pregón de las fiestas del Cristo y Nuestra Señora del Valle

Sr. Alcalde, miembros de la corporación, señoras y señores, buenas tardes,

Es un placer, y un honor, tener la oportunidad de compartir con todos ustedes este emotivo momento con el que damos por iniciadas nuestras fiestas patronales del Santísimo Cristo de la Misericordia y de Nuestra Señora del Valle.

Y digo que es un honor, porque uno no tiene, a lo largo de su vida, muchas ocasiones para expresar lo que siente por su pueblo, con palabras brotadas del corazón y de una forma sincera y sentida.

“Habiendo hablado de tantas cosas serias, permítame usted que le hable, una vez si quiera, de cosas alegres y entretenidas, y le de alguna idea de las únicas diversiones que conoce el pueblo de este país”

Así comenzaba Jovellanos su octava carta a Don Antonio Ponz para hablarle de las fiestas y romerías asturianas, allá por 1.782.

Después de algo más de dos siglos, permítanme el atrevimiento de hablarles igualmente de algunas cosas alegres y divertidas, que viví y recuerdo, en relación con nuestras fiestas patronales, sus gentes y aquellos momentos de mi juventud.

Hace 36 años yo era un guaje, tenía 19 años y fui concejal de este Ayuntamiento.

Y , ¿ De qué podía ser Concejal un chaval de 19 años, recién salido del instituto?

La respuesta resulta tan sencilla como obvia:

¡EL CONCEJAL DE FIESTAS!

Allá en Prahúa, en una “improvisada consistorial”, en tanto y cuanto se rehabilitaba este extraordinario edificio proyecto del famoso arquitecto Ventura Rodríguez, Pepe Carrizo, oficial mayor del ayuntamiento, y persona entrañable para mi, me puso sobre la mesa una carpeta llena de papeles, folletos de orquestas, grupos de teatro, listas de feriantes, etc. etc. etc.

Y me dijo: “Con todo esto y 300.000 pesetas, que es el presupuesto municipal al efecto, tienes que hacer las Fiestas del Cristo”

Recuerdo que negra era aquella carpeta, y también negro, muy negro, cómo vi yo tal asunto.

 Y sin haber superado aún ese primer encuentro con mi realidad de edil de festejos, llegué a casa y allí mi madre tenía un encargo especial para mi …

“Higinio, te ha llamado Don Manuel de la Torre para que vayas a verle a su despacho al Colegio San Luis”

Para los que pasamos algunos años de nuestra vida en el Colegio San Luis, y a mi eso me pillaba casi como si fuese ayer,  Don Manuel,  era “El Jefe”,  y pasar por su despacho tenía unas connotaciones ciertamente especiales. En eso sí tenía yo experiencia, ¡en pasar por su despacho!

Seguro que aquí hoy algunas personas presentes saben de que estoy hablando.

Y , para allá fui; allí me presenté; y me preguntó:

“Higinio, ¿Tú eres quien hará las fiestas de Pravia, verdad?”

Sí,  Don Manuel, así es, y me acompañarán Marcelino Parrondo, Adolfo Miranda,  y otros miembros de una comisión de festejos que pretendemos crear.

Me miró, como él miraba, y me dijo:

“Bien, puedo facilitarte algunos datos y documentos para que los publiques en el libro de las fiestas”

Y en ese momento entendí, también, que además de las fiestas, había que hacer un libro.

Y así comenzó el asunto …,

Hicimos las fiestas del 83, 84, 85 y 86 … ; especialmente relevantes fueron las de 1.986, año en el que la comisión trabajó muy duro y conseguimos llegar a un presupuesto de más de un millón y medio de pesetas.

Fue el año de Massiel. Llenamos Pravia hasta la bandera. Fue la primera gran atracción musical que actuó en las fiestas de Pravia.

El “la, la, la” , de Massiel,  dio paso,  años después,  a Lolita, Víctor Manuel  y Ana Belen, Rosa, David Bustamante,  … , bueno, ya saben ustedes, los más veteranos aquello de,  “.. y la música , … en Pravia”.,

 Fueron muchos los grandes momentos de festejos celebrados en Pravia a lo largo de los años; del Cristo, del Corpus, del Xiringüelu; como lo fueron las personas que, con cargo al tiempo de sus familias, amigos y ocupaciones, y de una forma completamente altruista,  dedicaron el esfuerzo y empeño a su organización.

Deseo expresar hoy mi personal homenaje a muchos de ellos, y aunque seguro alguno no estará entre los mencionados, estos son los que recuerdo y me atrevo a citar, como popular y amistosamente les conocíamos, y conocemos.

Algunos de ellos aún nos acompañan, otros ya se han ido desgraciadamente.

GRACIAS,

 

Pedro Marcos,

Felipe “el confitero”,

Ramón “el de Charo”,

Humberto López,

José Urbón,

Toñito “el carnicero”

Tino Velázquez,

Fernando “el de Hidroeléctrica”

Luis “el de Riberas”

Guillermo Rodríguez,

Cesar Higuera,

Juan Rego,

Pepe Manga,

 

Y, por supuesto, a todos mis colegas de la caótica Cofradía del Xiringüelu, sin entrar en detalles respecto al término caótico.

Mil gracias a todos, por más de mil buenos momentos vividos en Pravia, de Pravia y para Pravia.

GRACIAS, MUCHAS GRACIAS.

Pero, no todo fue música, barracas y jolgorio festero, aquellos años  organizando las Fiestas del Cristo me enseñaron muchas y buenas cosas sobre Pravia.

Ahora, los libros de fiestas son, publicidad, publicidad ,y más publicidad, …

Pero por aquel entonces, nosotros,  hicimos unos libros de fiestas con buen contenido histórico y literario, gracias a la ayuda de Don Manuel de la Torre, cronista oficial de Pravia, por entonces, y también de José Antonio Martínez, que aunque no fue cronista oficial, ¡como si lo fuese! ;  además de otras personas comprometidas con nuestra causa.

Publicamos en ellos cosas realmente interesantes; …  y permítanme recordar algunas de ellas,

Por ejemplo, ….

“Subí al Valle, fui a rezarle

a la Virgen Soberana,

que mi fortuna es mi vaca,

y la vaca no esta sana.”

Rezaba como parte de la letra y música de “La Praviana”;

O…

 “Todos saben que Rosina la de Pravia tiene su novio en la Habana”

Contaba el poema de Vital-Aza; y supimos que Vital-Aza era más que el cine de Pravia.

Poemas y ofrendas a la Virgen del Valle de Segismundo Orche y Manuel Villahoz.

Eloy El Sastre le escribió a la Hilandera así ,…

“¡Filandera de Pravia!,

¡La abuela clamorosa!,

¿Dónde está tu familia?,

¿Dónde tus hijos?,

Que cambias el calor del hogar, por una noche lluviosa.”

 Manolín del Redondo, relataba apuntes para la historia del Praviano; …

Que antes fue La Cagalla, el equipo sin nombre, según nos contó José Antonio Martínez en un singular relato.

Y también publicamos sobre la historia de la banda municipal de música, y sobre esta cuestión no puedo citarles el autor, pues por error lo omitimos y ya no recuerdo.

Fueron tiempos de BUENOS FESTEJOS, y ya entonces EL XIRINGÜLEU  brillaba como “la mejor fiesta del mundo” …

Momentos de veranos que acompañaban a una Pravia próspera, en la que nuestras empresas y sus empresarios “tiraban del carro” de la economía local.

José Luís Martínez, Don Silo, fabricaba ropa para el ejército, entre otros muchos,

Tomás Díaz, y Artesanías Forcinas, hacían cestos con aquellos mimbres, que compraban hasta los japoneses, ¿Os imagináis de que aquella los chinos pudieran comprar cosas?

¿Cuántos cestos se hubieran vendido? ¡!

Los Hermanos Managuas, reparaban en el Garaje Astur los vehículos de ENSIDESA,

Ángel Blanco transportaba los viajeros de toda Asturias al AEROPUERTO,

Cafés Toscaf llevaba el aroma de Pravia a miles de LUGARES por toda España,

Prehis fabricó casetas que llegaron hasta la Expo de Sevilla,

Ricardo Pire, dio trabajo, mucho trabajo , a gente, mucha gente de Pravia  en sus supermercados repartidos por media Asturias,

Manuel Bernardo, y La Cadena, fueron referencia nacional en el sector de la ferretería,

Pedro Marcos , que estaba en todo,  capitaneaba el sector forestal en el contexto de la industria de la madera,

Paco Casielles y otros empresarios fundaron TERPLA, auténtico motor de la economía praviana hasta nuestros días.

Grandes empresarios, que junto a nuestro sector local de comercio y servicios han contribuido a la SOSTENIBILIDAD de nuestro bienestar como comunidad creando puestos de trabajo y riqueza.

La gran mayoría de ellos, han sido referencia para mí, … por su valentía, emprendimiento y compromiso con desarrollar sus actividades en Pravia, pudiendo haberlo hecho en otros lugares.

Yo también probé a emprender,  e hice todo lo posible para labrar mi futuro aquí, en mi pueblo;  y tengo que reconocerles que no tengo queja de cómo la vida me ha tratado hasta aquí.

Estoy seguro que el mérito de ello no es sólo cosa mía, también lo es, el apoyo que siempre he recibido de mi familia, especialmente de mi mujer, Elena, de mis socios, de mis amigos, y de todo ese extraordinario grupo de personas que me han acompañado en los últimos veinte años, y que juntos llevamos el nombre de Pravia por España y el mundo unido a la innovación, la tecnología y la modernidad.

Estoy muy de acuerdo con los que sostienen que “SÓLO irás rápido, pero ACOMPAÑADO llegarás más lejos”; y yo siempre he tenido la fortuna de viajar bien acompañado.

En fin, de allí venimos, y aquí estamos.

Y, por favor, no deseo que todo este relato en clave de pasado suene a nostalgia o añoranza de tiempos mejores, …

Nada de eso, …

Los de Pravia estamos aquí, que dice la canción … ; remando todo lo que se puede para, que, además de estar orgullosos de nuestro pasado, que es mucho, y bueno, podamos estar esperanzados con nuestro futuro.

Está escrito, …

“El mejor PROFETA del FUTURO, es el pasado”

 Lo escribió el poeta inglés Lord Byron,

Y, además, dejadme deciros que, …

Si por conveniencia , “París valía una misa”,

Por optimismo, “Pravia vale una sonrisa”

Los pravianos tenemos muy buenos motivos para sonreir y ser optimistas,

¡Seamos optimistas! , ¡Sonriamos!,

Y, a propósito de sonrisas y optimismo, permítanme la ocasión para una felicitación y un deseo en relación con cosas muy nuestras, muy de Pravia.

Mi felicitación a los rectores del Colegio San Luis y Santo Angel, porque aún cuando resulta duro y difícil renunciar a la identidad propia, resulta sabio procurar un camino juntos por un futuro mejor. ¡Enhorabuena!

Mi deseo de que,  por encima de nuestras respectivas y respetables creencias, ayudemos a los que se han movilizado para que 300 años de historia, arte y emblema de nuestra comunidad no se vengan a bajo.

¡Ayudemos a restaurar la Colegiata!,

La colegiata es parte de todos nosotros, patrimonio de nuestra comunidad. Algo muy muestro.

Bueno amigos, y como “con jolgorio y veraneando, se va el tiempo volando”,  y he de ir ya concluyendo,  a fin de cumplir con mi compromiso de brevedad, por aquello de que,  “mientras más digas, menos recordarán”;  y quisiera yo,  que,  al menos algunas de las cosas dichas hoy aquí, quedasen en el recuerdo.

Por ello,  doy por cumplido mi cometido,  y os invito a vivir cada momento de estos días con intensidad, pasión, alegría, optimismo, en buena vecindad y con la hospitalidad propia de los pravianos para con todos aquellos que nos visitan y vienen a disfrutar de la grandeza de nuestra villa  y corte.

¡Que comiencen las fiestas!

¡VIVA PRAVIA!

Muchas Gracias

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón