Publicado el: 26 Nov 2019

Los anguleros denuncian que un ‘lobby’ del norte les perjudica

El sector difunde un estudio que demuestra que la reducción de angulas no se debe a la pesca, sino a la polución, presas e hidroeléctricas

Barcos en la campaña de la angula/ Foto Jennifer Margó

F. R. G. / Pravia

El pasado mes de junio un equipo de integrantes del sector de la angula realizaron un exhaustivo estudio para “desmontar” lo que consideran un argumentario utilizado tanto por políticos y Fuerzas de Seguridad del Estado y que a la postre beneficia a los intereses comerciales del Norte y del Este del Europa.
Entre las conclusiones a las que llega está una crítica a la Ley actual “creada para satisfacer los intereses comerciales del Norte y Este de Europa, en detrimento de los países del Sur, que son quienes han sufrido las pérdidas económicas, en empleo, en volumen de pesca, y en biomasa retenida en sus superficies pesqueras. Es un lobby luchando contra otro.”
Aseguran que los beneficios están en mano de mediadores asiáticos y de los traders de la repoblación y que antiguos pescadores y mayoristas han visto bajar drásticamente sus beneficios o desaparecer. En este sentido explican que sólo una de las medidas obligadas por Europa se ha puesto seriamente en práctica: la reducción pesquera.
“La legislación europea quiere alcanzar que el 60% de la angula escape hacia el mar. Si se prohibiese por completo la pesca, se produciría un escape aproximado de un 2% de angula. Qué le ocurriría al 38% restante? Moriría entre polución, presas e hidroeléctricas”, señalan.
Los anguleros quieren demostrar que la pesca no es la causante de su disminución “ pero se sigue incidiendo más sobre esta que sobre cualquier otro aspecto”.
En cuanto a la repoblación, señalan, “se debería de realizar con angulón. La repoblación puede vaciar muchas cuencas, debido a la memoria “rota” del camino a seguir por la angula, que no encontrará más su sendero”.
Por eso entienden que la recuperación de esta especie “es utópica hasta que no se ataquen todas las causas de su desaparición. No se puede sancionar el tráfico ilegal de esta especie sin sancionar a los responsables de que el resto de las medidas no se contemplen. Ni mandar sacrificarse a nuestros pescadores y nuestros presupuestos a favor de las empresas y agencias del Norte de Europa”, señala el estudio.

Más investigación
Proponen por el contrario que se invierta en las agencias tributarias estatales “todo el dinero que facturan con la misma para dedicarlo a investigación sobre su reproducción, como se hizo en su momento con otras especies. También se debería de dedicar una parte del presupuesto europeo de pesca adjudicado a España a la recuperación de la especie, tal y como se ha hecho en otros países como Alemania”. El descenso de capturas de angulas ha sido constante en la última década y cada vez la pesca se reduce en mayor medida.

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón