Publicado el: 10 Dic 2019

Más de 80 vecinos se oponen al ensanche de la carretera de Ranón

Presentan firmas ante el Principado y el Ayuntamiento al entender que es un atentado ecológico y patrimonial y está “injustificado”

Hortensias en Ranón / TopaTur

F. Romero / Soto del Barco
Más de 80 vecinos de Ranón se oponen a la obra de ensanche de la carretera AS-318 que conecta con La Arena, cuya tramitación está en fase muy avanzada. Los residentes contrarios al ensanche presentaron un escrito criticando el proyecto ante el Principado y el Ayuntamiento de Soto del Barco, al entender que supone un “atentado ecológico y patrimonial”. Además denuncian que en su día no pudieron presentar alegaciones al proyecto, con lo que los afectados quedaron fuera de plazo: “Nunca fuimos informados ni por el Principado ni por el Consistorio por lo que no entendemos que se pueda aprobar un proyecto sin dar oportunidad a los vecinos afectados de presentar alegaciones”, señala el texto.
El escrito fue presentado ya a finales del mes de abril, aunque recientemente se ha llevado también al registro municipal ante el inicio del proceso expropiatorio. En él, los firmantes muestran su “total disconformidad y oposición” al proyecto de ensanche, que califican de “injustificado y sin fundamento” además de conllevar un “riesgo en el uso de dicha carretera” ya que aumentará la velocidad de los usuarios. En este sentido este grupo de vecinos de Ranón señalan que “desde hace años vienen solicitando el arreglo del pavimento de la calzada de la mencionada carretera, que atraviesa totalmente el pueblo, pero con las dimensiones que actualmente tiene y siempre ha tenido”. Consideran que el ensanche conlleva el derribo de cierres, edificaciones, y árboles centenarios”. Y denuncian que esta obra cambiará totalmente la identidad del pueblo, al afectar a elementos importantes de su patrimonio, como “muros antiguos y verjas con valor artístico”, a la par que consideran que hay un importante coste a causa de las expropiaciones.
Por todo ello los firmantes piden al Gobierno regional la suspensión de la ejecución de los trámites y obras, algo que en la práctica va a ser muy difícil, teniendo en cuenta que las obras ya llevan tiempo adjudicadas y que se está culminando el trámite previo a la ejecución de los trabajos, con el proceso de expropiaciones. Han sido precisamente muchos de los propietarios de fincas expropiadas los que han expresado sus quejas en este escrito y advierten que en el caso de que no se atiendan sus peticiones estudiarán nuevas acciones.

Un proyecto muy esperado
Frente a este colectivo de afectados existe también una parte importante de vecinos que sí apoyan el ensanche de la carretera y lleva años solicitándola, debido a su estrechez y a sus curvas sinuosas. Esta carretera tiene mucho uso en Ranón, dado que es la que utilizan muchos usuarios para ir a hacer la compra a La Arena. Los firmantes del escrito creen que si hubiera un mejor mantenimiento de la carretera y se desbrozaran periódicamente sus cunetas habría visibilidad bastante para conducir con seguridad y evitar así su ensanchamiento.
La obra fue adjudicada el pasado verano por la Consejería de Infraestructuras por un presupuesto de 2,1 millones de euros a Alvargonzález Contratas S.A. que tiene un plazo de ejecución de dos años.
Se trata de una obra de envergadura que tiene previsto aumentar el ancho actual, de 4 metros, a 6 metros y que había sido reclamada desde hace más de una década tanto por los vecinos y usuarios como por el Ayuntamiento.

Las hortensias, en riesgo

Javier del Riego es uno de los firmantes que encabezan el escrito de protesta por esta obra y cree que el ensanche va a perjudicar a la identidad de Ranón, con sus viejas murias y sus matas de hortensias que siempre le han dado un tipismo muy peculiar a este pueblo.
“El 90% de las hortensias que vemos en las lindes de la carretera van a desaparecer por la obra. Además hay árboles ornamentales, muchos centenarios y paredones de piedra, como el que tengo en mi finca, de más de 180 años”, explica.
Cedros, perales centenarios, tejos. vallas modernistas Art-Decó, parte de un hórreo, un pozo de agua y alguna casa son algunos de los elementos que desaparecerán. Del Riego no entiende por qué se cambió el antiguo proyecto de mejora de la carretera. “Hace años se hizo un trazado diferente que no afectaba a las casas del pueblo, pero se congeló. Supongo que era más caro”, explica. Pero lo que más indigna a los propietarios de las fincas afectadas por la expropiación es “la poca transparencia en la aprobación del proyecto. Ni Ayuntamiento ni Principado se pusieron en contacto con los afectados y por ello se nos pasó el plazo legal de alegaciones. Lo único que nos informan es, a posteriori, a través de un bando, que se van a realizar”. La obra abarca además la carretera desde La Arena, hasta el cruce para el aeropuerto, atravesando el pueblo.

Comentarios:
  1. Anominus dice:

    Es lo que habéis votado,el señor feudal no quiere marcharse del ayuntamiento sin ver la carretera arreglada.El gran logro después de más de 20años,así se lo vais a pagar ahora.No seáis hipócritas y seguir votando le,que el no a echo otra cosa que mirar por vosotros.

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón