Publicado el: 16 Mar 2020

Asturias registra 189 casos, 115 con origen de la infección conocido

El director general de Salud Pública considera que la situación epidemiológica en la región «no es de contagio comunitario»

Salud reorganiza los servicios sanitarios para afrontar la epidemia, tras suspender las consultas y pruebas no urgentes, y comienza la contratación de especialistas y enfermeras

Concepción Saavedra, directora gerente del SESPA

Redacción / Pravia

Asturias registra hoy 189 casos positivos de COVID-19, 115 de ellos con un origen de la infección conocido, y el resto en investigación. Así lo ha anunciado esta mañana el director general de Salud Pública, Rafael Cofiño, que considera que por ahora la situación epidemiológica asturiana «no es de contagio comunitario, salvo algún foco aislado, es buena». En una comparecencia ante los medios de comunicación, junto a la directora gerente del Servicio de Salud del Principado (Sespa), Concepción Saavedra, han informado de que hay 32 pacientes hospitalizados, tres de ellos en la UCI y el resto en planta. Hay dos personas de más de 85 años con pronóstico reservado. El SAMU ha recibido desde ayer 1,296 llamadas, y se mantiene la atención telefónica a través de los teléfonos 984 100 400, y 900 87 82 32, y el 112 añadiendo un 1.

Salud ha anunciado que la recomendación ante la aparición de síntomas sigue siendo avisar a los teléfonos. No se harán pruebas a los casos leves, que tendrán que permanecer aislados en sus domicilios, con seguimiento telefónico, y recomienda sobre todo no acudir a los centros de salud, donde queda suspendida la atención habitual.

En los tres principales hospitales asturianos (HUCA, San Agustín y Álvarez-Buylla) se establecerá un puesto exterior de triaje, para derivar a los pacientes en dos circuitos diferenciados, para coronavirus y para otras patologías. Además se están revisando las altas hospitalarias, para disponer del máximo de camas. Por ahora, según han informado, no es necesario disponer de los medios de la sanidad privada o concertada, ya que se dispone de suficiente capacidad de respuesta, con más de 2.700 camas públicas y 151 camas de UCI, que se podrán ampliar si se precisa a los espacios de reanimación. Asturias cuenta con 342 respiradores, y hay más equipos en las unidades de reanimación. Si es necesario, apuntó la gerente del SESPA, se puede recurrir a los equipos de la sanidad privada.

En cuanto al refuerzo de las plantillas, se ha comenzado ya la contratación de especialistas (microbiólogos, neuméologos, internistas), así como de personal de enfermería (106 nuevos contratos), auxiliares y celadores.

Salud está buscando además un espacio público donde se pueda internar en aislamiento a las personas que den positivo y no tengan necesidad de hospitalización pero carezcan de espacios domiciliarios adecuados para hacer la convalecencia.

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón