Publicado el: 18 Abr 2020

Cumpleaños sorpresa en Riberas

María Dolores Fernández recibe en su casa una tarta hecha por sus vecinas y entregada por la policía local de Soto del Barco en su 74 cumpleaños

María Dolores soplando las velas

F. R. G. / Pravia

María Dolores Fernández, de Riberas, cumplía el pasado jueves 74 años en pleno confinamiento por el coronavirus. No lo lleva bien, porque es una persona que no está acostumbrada a estar sola, ya que tiene seis hijos y ocho nietos que se pasan todo el día junto a ella y por eso esta soledad forzada le está afectando mucho. Sin embargo, sus hijos y vecinos no iban a permitir que el día de su cumpleaños pasara sin más. Por eso, mientras las vecinas le cocinaban una tarta especial,  contactaban por otro lado con los agentes de la policía local de Soto del Barco para organizar una sorpresa. La tarta se la dieron a los policías y llegaron con las sirenas hasta su puerta para entregársela.

“Habíamos llamado a Jimmy (uno de los agentes) y le pedimos ese favor porque estaba muy baja y la verdad es que le cargaron las pilas. No tengo palabras para agradecérselo”, explica María Gil, una de sus hijas.

La policía local de Soto del Barco está haciendo más llevadero el confinamiento y hacen todo lo posible por distraer a los vecinos, sobre todo a los más pequeños, con disfraces de la policía canina, tocando las sirenas y, por lo general contribuyendo con imaginación y creatividad a pasar el tiempo hasta que finalice la situación de crisis sanitaria.

 

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón