Publicado el: 22 Abr 2020

Un millar de niños del Bajo Nalón saldrán a la calle este domingo

Los pedagogos aplauden la medida aunque aconsejan que se haga de manera tranquila y sosegada para evitar sobresaltos en la población infantil

Niña con su madre por la calle

F. R. G. / Pravia

Cerca de 1.300 niños menores de 14 años de Pravia, Soto del Barco y Muros podrán salir a la calle el próximo domingo 26 de abril. Lo harán acompañados a dar paseos cortos y siempre siguiendo unas normas que el Ministerio de Sanidad establecerá en una guía que todavía está perfilando. En menos de ocho horas, el Gobierno ha dado marcha atrás a la medida inicial  que solo autorizaba la salida de los menores para acompañar a los adultos en actividades ya permitidas, como la compra. La medida, en base a los datos del INE, beneficiará a más de 800 niños de Pravia, a unos 170 de Muros y a más de 300 en Soto del Barco.

Profesores y pedagogos de centros educativos de la comarca consultados por este diario creen que la medida era necesaria, aunque aconsejan que las salidas se hagan de manera sosegada para evitar sobresaltos y tras concienciar a los niños de que no es como antes y que no pueden correr libremente y jugar con otros niños. Así, para Javier del Riego, jefe del departamento de educación física del IES de Pravia  era “absolutamente necesario” que se dejara salir a la calle a los niños “para que se oxigenen y se muevan un poco. Es fundamental para su salud mental y física”.

En opinión de Emilia García, presidenta de la cooperativa educativa colegio Reina Adosinda de Pravia, aunque “lo primero es seguir las directrices sanitarias” también valora positivamente la medida, aunque recuerda que lo fundamental para niños y adultos es “mantener rutinas, porque les sienta bien. Romper radicalmente la rutina puede generar un shock y salir a la calle rompe esa rutina. Por eso deben transmitirlo en casa a los niños, aunque claro está que no es lo mismo un bebé de silla que un niño de 4 años o de 14. Tampoco es lo mismo un niño que vive en un pueblo y tiene prado que otro que vive en un piso de 60 metros en zona urbana”. En cualquier caso, explica, “tienen que saber que no es igual que antes de la pandemia, no pueden hacer lo mismo”.

Begoña Artime, responsable del CRA del Bajo Nalón entiende que el paso de los días encerrados en casa, “realizando tareas, con falta de relación entre grupos de iguales,con carencias de equipos informáticos,… sobrepasa a niños y familias. Nosotras como docentes en estos días hemos podido escuchar a familias agobiadas porque sus hijos han empezado con pensamientos inusuales, preocupaciones, trastornos del sueño, signos de ansiedad o incluso de apatía. Todo ello empeora al no poder salir a la calle.”, por lo que considera positiva esta medida.

 

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón