Publicado el: 05 May 2020

El comercio praviano arranca con numerosas citas previas

La hostelería aún aguarda fases más avanzadas de la desescalada, aunque algunos restaurantes empiezan a tener más encargos de comida en el domicilio

Muchas peluquerías esperan abrir la semana que viene y se están equipando para poder atender a numerosos clientes, que están ya apuntándose en listas de espera

La taberna de Silo preparando un encargo de comida

F. R. G. / Pravia

La economía praviana arranca poco a poco y ralentizada. El inicio ayer de la desescalada para el comercio y la hostelería (bajo cita previa) generó ya movimiento comercial, más en tiendas que en hostelería. En el eje comercial de la villa, en la calle San Antonio, casi todos los comercios abrieron y hubo clientela. Por ejemplo, Bordados Balbi tuvo una importante venta de calcetines y medias “es normal, ayer fue un día bueno y la gente se animó, ya que pasamos del invierno al verano y había necesidades de cambio de ropa”, explica Balbi. La manera de poder comprar es a vía telefónica, aunque también facebook y whatsapp. “La mayoría lo hacen por teléfono porque es más rápido” (estos días es fácil que los teléfonos de los comercios comuniquen todo el rato). Los comerciantes van apuntado en sus libretas y por orden de llamada se van dando citas por días y por horas.

Las peluquerías consultadas por este diario, sin embargo, no han abierto. Es el caso de la peluquería Carmen y Luisa, que están esperando por una máquina de ozono. Eso sí, reciben ya muchas peticiones para ser atendidos la semana que viene, que es cuando esperan abrir sus puertas. Les está costando sobretodo porque es difícil obtener equipamientos de prevención “apenas hay mascarillas en las farmacias”. En G-A peluqueros tampoco han abierto aún. Esperan hacerlo el próximo día 11 y también están recibiendo muchas llamadas de clientes. De mano estos negocios empezarán con sus titulares, ya que la mayoría han llevado a cabo ERTES con sus empelados y quieren esperar un poco para ver cuál es la situación y la demanda antes de volver a contratar a sus trabajadores.

Otros sectores ya llevan tiempo trabajando, al ser considerados esenciales por el decreto del estado de alarma. Es el caso de la limpieza. Limpiezas Ayser de Pravia no han parado de trabajar durante el confinamiento, aunque están haciéndolo en horario nocturno por seguridad sanitaria. También en el sector de la construcción, como el caso de Ventamar, que estos días ha adaptado su negocio a las nuevas demandas, como son las mamparas de protección que les piden algunos negocios para poder atender al público con garantías sanitarias.

La hostelería lleva sin embargo otro ritmo. En esta fase cero de la desecalada tan solo pueden abrir para atender pedidos para llevar. No son muchos los negocios que lo están haciendo. Algunos hacen los encargos a domicilio, como el caso de La Taberna de Silo. “La comida a domicilio apenas se mueve, la gente tiene miedo y no es como antes del confinamiento, aunque empieza a notarse algo de movimiento. La desescalada es un arma de doble filo. No se sabe si mañana saldrá un nuevo decreto y lo del día anterior no servirá..” explica Cristina Merchán, cuyos empleados están en un ERTE y se tiene que organizar ella sola para el reparto de comidas.

Otros negocios tienen que esperar algo más. Es el caso de los gimnasios, que no podrán abrir hasta la fase tres, en la primera quincena de junio “aunque no tenemos nada claro de momento” explica Aroa Rodríguez, desde el gimnasio Pravia.

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón