Publicado el: 22 May 2020

Guantes y mascarillas, un nuevo residuo que llega a las playas del Bajo Nalón

El uso masivo de plástico y otros materiales no reutilizables para protegerse de la pandemia está provocando un aumento de la contaminación en la costa

Guantes en la playa de La Llama, en la desembocadura del Nalón / J. F. López

Redacción / Pravia

El pescador de La Arena José Fernándo López está habitualmente en contacto con el medio marino. Por eso es testigo de un nuevo fenómeno de contaminación. Guantes de plástico y mascarillas empiezan a aparecer en las costas del Bajo Nalón. Él ha fotografiado estos días guantes de plástico de los que se utilizan en los supermercados en la playa de La Llama, en la ría. “No quiero pensar como estarán la mar y el río en el mes de agosto, no tenemos remedio“, afirma. De esta situación ya se ha advertido desde el Proyecto LIBERA, de SEO/BirdLife en alianza con Ecoembes, que solicitan a la población que reflexione sobre la importancia de no solo proteger la salud personal y de la de terceras personas, sino hacerlo igualmente con la del Planeta. “Más aún cuando todo apunta a que el virus SARS-CoV-2, causante de la pandemia que estamos sufriendo, tiene un origen zoonótico, es decir, está relacionado con la interacción del ser humano con la naturaleza y en concreto con otras especies animales”, señalan.

La situación ha generado la utilización masiva de guantes y mascarillas por parte de la población, siendo productos que, en muchos casos, no pueden ser reutilizados. Es por ello que, desde el Proyecto LIBERA, se pide a la sociedad responsabilidad absoluta ante este nuevo residuo para que acabe en la papelera de la calle o contenedor de resto de sus casas y no en el suelo de entornos urbanos, periurbanos o rurales, ya que podría convertirse en una nueva tipología de basuraleza (basura abandonada en la naturaleza) y generar un gran impacto contaminando los espacios naturales. Lo que se está viendo en La Arena empieza a ser un fenómeno en muchas playas de todo el mundo.

 

Las organizaciones ecologistas y conservacionistas entienden que es importante no escatimar en el uso de protección (guantes y mascarillas) que desde las administraciones indiquen, tanto en cantidad como en calidad y modo de empleo. Pero de la misma manera creen que es importante gestionar correctamente los residuos. Nunca se deben abandonar en las calles de las ciudades ni de los pueblos, ni tirar al mar o a los ríos, sino en los contenedores aproiados.

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón