Publicado el: 01 Nov 2017

La prohibición de la patata en la comarca golpea a las familias

El alcalde praviano asegura que la medida no tiene graves implicaciones económicas, al no haber producción industrial

Muros entiende la medida, a pesar de tener un solo positivo, por la cercanía a los núcleos más afectados

 

 

F. R. G. / Pravia

La prohibición radical del cultivo de la patata en los concejos de Muros de Nalón y Pravia no tendrá consecuencias económicas de calado. Al menos eso creen sus alcaldes, ya que, aseguran, afecta sobre todo a pequeñas plantaciones para el autoconsumo. No obstante los regidores han pedido al Principado que técnicos de la Consejería de Desarrollo Rural acudan a los pueblos a explicar a los afectados las razones por las que se ha tomado una medida tan drástica. Muchas familias obtienen de estos cultivos importantes recursos para la despensa familiar durante todo el año.

La consejería de Desarrollo Rural decidió prohibir completamente el cultivo de patata en todos los concejos afectados por la plaga de polilla guatemalteca, y en otros tres donde no se han detectado insectos, pero que están rodeados por territorios afectados, como son Tapia, Coaña y El Franco. En la comarca de Bajo Nalón quedará prohibida la plantación en Pravia y Muros de Nalón, y se seguirá permitiendo en Soto del Barco, donde no se ha detectado la presencia de la polilla. El director general de Desarrollo Rural, Jesús Casas, mantuvo ayer una reunión con los alcaldes afectados, para informarles del endurecimiento de las medidas contra la plaga. “Estamos en una guerra de exterminio, hay que acabar con la polilla guatemalteca, no caben medias tintas”, resumió el responsable del Gobierno regional.

“Estamos alerta, pero los agricultores quieren más información, por eso han admitido nuestra petición para que acudan a los pueblos los técnicos a dar charlas”, explica David Álvarez, regidor praviano, quien cree que si los productores entienden bien las razones “van a ser los primeros en colaborar”. Álvarez, aunque no relativiza la importancia de la medida si cree que no tendrá un gran peso económico en el concejo “porque no tenemos productores industriales sino pequeños cultivos”. En cuanto a las posibles indemnizaciones, el regidor praviano entiende que éstas se deberían solicitar individualmente ante el Principado “aunque eso se explicará cuando vengan a dar las charlas”.

La alcaldesa de Muros de Nalón Carmen Arango, aunque sabe que solo han tenido un caso positivo entiende la medida. “También a habido otros concejos que no han tenido casos  y se les prohíbe. La razón es que estamos muy cerca de los principales focos y por eso hay que tomar medidas de precaución. Eso sí, queremos que vengan a explicar el porqué de esta prohibición a los propios afectados”. añadió.

Los casos de Pravia y de Muros son muy distintos. Pravia registra, junto a Cudillero, el brote más virulento de polilla guatemalteca, con el 40 por ciento de todos los insectos atrapados en las trampas colocadas por los técnicos de la consejería. En Muros, sin embargo, sólo se detectó un insecto. “Las medidas aplicadas el año pasado, con la declaración de municipios tampón y restricciones a la siembra en algunos concejos, no han dado resultado. El problema está ahí y hay que atajarlo”, apunta Casas. Hasta ahora, se establecía la restricción a la siembra en un kilómetro cuadrado del punto en el que la trampa había dado positivo, ya que se creía que esa era la distancia máxima que volaban las polillas para encontrar alimento. “Resulta que pueden volar más, hasta tres kilómetros, y aprovechar además los vientos. Si no encuentran alimento, se esforzarán en buscarlo”, asegura el director regional. En el caso de Muros, “hemos decidido prohibir la plantación porque hay un positivo, y el concejo es tan pequeño que no merece la pena suprimir en una zona sí y en otra no”.

Prohibido plantar patata en Pravia y Muros por la plaga de polilla

 

 

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón