Publicado el: 26 Nov 2017

Ganaderos, ecologistas y cazadores afrontan el problema del lobo

El RIDEA reúne la próxima semana a expertos y sectores implicados en la problemática para abordar medidas consensuadas ante el aumento de los ataques al ganado de los cánidos

Redacción / Pravia

Por iniciativa del Real Instituto de Estudios Asturianos (RIDEA), el próximo miércoles tendrán lugar lasjornadas del lobo ‘La gestión de un conflicto’, uno de cuyos objetivos será buscar cómo minimizar los daños de este animal salvaje cuyos ataques al ganado se han intensificado en los últimos años. Diputados, ganaderos, cazadores, ecologistas, científicos y periodistas harán propuestas para abordar esta problemática.

El paulatino crecimiento de la población de lobo de los últimos años y el avance de sus áreas de campeo y cría desde los territorios más naturalizados hacia los espacios urbanos y periurbanos de la región “nos obligan a reflexionar sobre las estrategias de gestión de una especie cuya relación con el hombre a lo largo de la historia fue casi siempre conflictiva”, señalan los organizadores.

Se trata de una coexistencia compleja y conflictiva entre un gran depredador y los intereses de los territorios y comunidades rurales —que hasta ahora han sido las principales afectadas por la depredación del lobo a los rebaños—, en una región eminentemente ganadera, y, por otra, ante una realidad actual que nos sitúa ante un proceso expansivo que hace que el lobo llegue a merodear por los bordes de las aldeas, villas e incluso ciudades, lo que abre un escenario inédito en la relación de la sociedad con la especie.

Desde un punto de vista ecológico, el lobo es una especie de interés naturalístico, oportunista, con gran capacidad de adaptación a distintos hábitats, que forma parte de algunos ecosistemas de la región y que goza de un status legal de protección y gestión orientada a la conservación de sus poblaciones y hábitats. Y, desde un punto de vista social, es objeto de aprecio divergente: por una parte, es alabado y ensalzado por amplios sectores de la población urbana y, por otra y por lo general, es denostado y temido por los habitantes del medio rural vinculados a la cría de ganado, que padecen las consecuencias más negativas del conflicto.

Estas jornadas tratarán de buscar soluciones y formas de actuación ante un conflicto “que conviene gestionar con rigor para garantizar la conservación del lobo, evitar los riesgos inherentes a su expansión y dar proyección de futuro a las prácticas de la ganadería extensiva en Asturias”, señala el programa de las jornadas. Entre los objetivos de estos debates se plantean avanzar en la comprensión del conflicto con el lobo, conocer diferentes experiencias de gestión encaminadas a conservar la especie y minimizar los daños, aproximarse a las visiones del conflicto desde distintos puntos de vista y reflexionar sobre el papel multidisciplinar de la ciencia aplicada a la resolución del conflicto.

Programa

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón