Publicado el: 14 Ene 2018

La repoblación del salmón funciona, destacan los pescadores

La mitad de los salmones capturados en El Furacón por la Asociación Las Mestas proceden de la estación de alevinaje de Pravia

Estación de alevinaje de “Las Mestas del Narcea” en Quintana, Pravia.

Redacción / Pravia
Satisfacción en la Asociación de pescadores Las Mestas del Narcea al comprobar que los alevines de salmones de la estación de Quintana (Pravia) que se soltaron el año pasado regresan en una alta proporción (en torno al 50 por ciento) a nuestros ríos. El dato es importante para esta entidad, “ya que desmonta objetivamente a los escépticos que venían diciendo que las repoblaciones no sirven para nada. Puedes estar de acuerdo o no, gustarte más o menos, pero lo que es cierto es que es efectivo y aumenta la presencia del salmón en nuestros ríos”, asegura el presidente de la asociación, Enrique Berrocal.
El 50 por ciento de los salmones que este año han regresado al Nalón y al Narcea nacieron en la estación de alevinaje de Pravia que gestiona esta asociación.

Alevines marcados
Se trata de la cuarta repoblación que se ha realizado marcando a la totalidad de los alevines soltados (a los que se les corta la aleta adiposa). “Es increíble. De cada cien salmones que recogemos en el embalse de El Furacón (Trubia) para la reproducción, cerca de la mitad estaban marcados”, señala el presidente de Las Mestas.
Y las noticias podrían ser mejores porque desde la entidad consideran que a mayor suelta de alevines, más salmones que regresarán. Los que llegaron este año fueron soltados en 2016, un total de 130.000 ejemplares. En 2017 fueron 156.000 los alevines que se soltaron por lo que, si se mantiene la proporción, habrá muchos más en 2018 en los ríos asturianos.
“Siempre hemos estado peleando con la Administración para que nos dejen repoblar a los pescadores y ahora se demuestra que las repoblaciones que hacemos son efectivas y merece la pena seguir con el esfuerzo porque además no tiene un coste económico grande”, afirma Berrocal. Calculan que se podría soltar medio millón de alevines, lo que llenaría los ríos de peces ya que retornarían muchos más.
Para Berrocal han tenido mucho que ver los cambios que se han producido en el Gobierno regional y el traspaso de Medio Ambiente al departamento de Fernando Lastra “porque apostaron por nosotros y nos dieron un voto de confianza”.
Estos datos confirman que la producción de salmones de manera natural por el propio río es ya la misma que la que se genera por la repoblación.
Los ríos asturianos más repoblados en este momento, según datos que maneja la Asociación, son el Sella y el Narcea, y algunos ríos que no lo hicieron como el Esva “se han quedado sin salmones”.
Este año, con los ejemplares que Las Mestas tiene para la reproducción esperan alcanzar una cifra de entre 150.000 a 200.000 alevines de cara a las próximas sueltas.
Las repoblaciones se hacen desde finales de julio hasta finales de otoño, y a veces incluso al principio del invierno. Esperan a que los alevines crezcan algo para poder manejarlos mejor a la hora de marcarlos, una operación que se realiza voluntariamente por los socios de Las Mestas.
Hasta el 2013 tan solo se marcaban unos pocos, aunque a partir de ese año se decidió hacerlo con la totalidad, lo que requiere movilizar a muchos pescadores en este trabajo, que requiere mucha paciencia.

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón