Publicado el: 21 Jun 2018

San Juan llega a La Arena por todo lo alto

El barco construido por ‘Toño’, hasta con pasajeros, se quemará el sábado en el pueblo para celebrar las fiestas patronales, que arrancan mañana con el chupinazo y el pregón de Roberto Fernández Llera

La procesión marinera culminará el domingo los festejos, con un programa para todos los gustos

El barco, a la espera del fuego/ Foto de Conchita Fernández Rouco

Redacción/Pravia

Las fiestas de San Juan de La Arena renacieron de sus cenizas hace ya un año, con la creación de la Asociación Cultural Arenesca de Festejos. En este primer aniversario, los festejos se presentan como nunca.

Una de las novedades está en el barco que se quemará para dar la bienvenida al verano, una maqueta gigante de embarcación que cada año construye Antonio Rodríguez, Toño, y que este año tiene hasta pasaje y marinería, con varias figuras (tres marineros, un caballero y una dama) que se consumirán también entre las llamas.

Las fiestas comienzan mañana, 22 de junio, con el clásico chupinazo de mediodía y a las 20,45 horas se leerá el pregón, a cargo de Roberto Fernández Llera, economista, profesor universitario y colaborador de La Información del BAJO NALÓN. La primera verbena la protagoniza orquesta Assia, en una jornada en la que los más pequeños, por la tarde, tienen función de teatro infantil en la Casa de Cultura.

El sábado comienza con una concentración y exhibición de motos Vespas clásicas, congregando a aficionados a este vehículo por una ruta a través de los concejos de Soto, Pravia y Muros. Los niños tienen tarde de diversión, con juegos tradicionales como la cucaña y modernos como el cañón de espuma, ubicados en la plaza del Pescador. Un concierto coral de la Escuela de Música de Mieres, a las 20 horas, preludiará la esperada foguera, a medianoche, justo después de la descarga de fuegos artificiales, que podrá contemplarse desde la plaza de la Rula. La gran verbena cerrará una jornada que al día siguiente, domingo 24, tiene como hito la clásica Procesión marinera, a mediodía y por las calles del centro. La banda gaites de Castrillón será la encargada de poner música tradicional asturiana al recorrido, en el que se prevé sacar todas las imágenes de la iglesia parroquial a hombros de los marineros-costaleros. Varios pasacalles y conciertos amenizarán el resto de la jornada, cuyo colofón tendrá lugar el lunes 25, con el reparto del bollo y el vino, y la romería de cierre. Si el tiempo acompaña, San Juan abrirá un verano que, presupuestos al margen, necesita volver a ser realmente de fiesta.

 

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón