Publicado el: 28 Jun 2018

¿Qué pasa en Muros?

Por Yonatan MARTÍN
Dicen que un municipio es rico cuando la calidad de vida de sus vecinos está cubierta en todas las áreas municipales como pueden ser la economía, urbanismo, servicios sociales, turismo, educación, cultura y puertos…
Dicen qué la corporación municipal es la que representa a los vecinos, tanto desde el equipo de gobierno como desde la oposición a lo largo de todo el mandato, pero en el municipio murense algo raro ocurre.
En septiembre de 2017 dejé mi puesto de concejal en la oposición, orgulloso de tres años de trabajo y altruismo en favor de vecinos, concejo y desembocadura para poner en marcha un proyecto empresarial urbanístico, generar credibilidad y transparencia y qué una “compañera de lista” rodase hasta final de mandato y durante ese tiempo preparar un equipo fuerte y capaz de gobernar con otros aires y formas. Pero esta “compañera” votó a favor de los presupuestos de 2018 y cuentas generales de 2017 presentados por el PSOE. La desconexión con sus compañeros, la falta de propuestas y el apoyo de la dirección regional del PP en el Bajo Nalón hacia sus decisiones, con el respaldo de la vieja guardia, me confirmaba así lo qué algunos compañeros de lista me habían advertido: nos va a traicionar, no va a hacer absolutamente nada y votará lo contrario qué durante tres años tú has predicado para el municipio.
En Muros los impuestos son un abuso y los qué gobiernan, con el apoyo de la oposición, no quieren rebajar los porcentajes aplicables del IBI, la plusvalía y viñeta como así solicité en más de tres ocasiones, algo qué solo lo puede hacer quién gobierna el ayuntamiento. La forma de gestionar el remanente municipal y las cuentas está obsoleta y carente de ideas y necesidades en favor de los vecinos. La defensa de intereses como Correos y edificios públicos ha desaparecido.
Aún siendo aprobado por el pleno municipal, los qué nos gobiernan no quieren reconocer a D. Joaquín Enrique Álvarez Brea (D.E.P), D.Benigno Fernández Suárez (D.E.P), D. José Manuel Alonso Delado y D. Carlos Puente Fernández-Puente. La actitud de los partidos políticos y la falta de apoyos e interés para declarar nuestra procesión marítima del Carmen como Fiesta de Interés Turístico y nuestro patrimonio industrial portuario como BIC (Bien de Interés Cultural) es deleznable, vergonzosa e insultante. Las casas de cultura ni promocionan, ni generan, ni están a la altura de lo que debiéramos de ser. Somos un concejo falto de ideas en promoción turística, festiva y deportiva, incluso perdiendo actividades, eventos, tradiciones y apoyos institucionales.
Nuestro municipio no cuenta con una concejalía de puertos, algo que propuse durante tres años pero que nadie en nuestro Ayuntamiento apoyó y qué lógicamente por nuestra historia, pasado, falta de promoción y mantenimiento y ubicación necesitamos de forma urgente. Tenemos un PGOU de corta y pega que no hace cuadrar las necesidades y entorno con las calificaciones urbanísticas y decisiones políticas y que nos está costando mucho dinero a los vecinos.
Es acuciante ver como nos come la maleza y la porquería. No creamos bolsas de suelo municipal en las áreas de mantenimiento, limpieza y seguridad vial que pueda crear algo de empleo. En resumen, el día a día es un auténtico desastre, incluso poniendo en riesgo la seguridad de vecinos y visitantes. No contamos con suelo empresarial ni industrial, y menos aún con apoyo desde el gobierno regional para desarrollarlo.
Desde el PSOE y sus aliados municipales nos cuentan mentiras a los vecinos, como que en nuestro municipio muchas responsabilidades son de Costas, Puertos, Adif, Confederación Hidrográfica, etc… Lo qué no saben es que muchos nos hemos ocupado de decir a los vecinos que la responsabilidad es de la alcaldía, ya qué es la representación municipal y la que debe de luchar por nuestros intereses y coordinar gestiones, propuestas y dar soluciones. Basta ya de mentir y manipular.

Deje su comentario

Comentarios recientes

La Información del Bajo Nalón