Publicado el: 06 Jul 2018

Marian Moreno Llaneza, premio ‘Chimenea en Popa’ del Orgullín de Cam de Ribera

“Creo firmemente en un mundo mejor y quiero poner mi granito en esa construcción”, afirma la galardonada, profesora de Lengua y Literatura, escritora y feminista

Redacción/Pravia

La profesora, escritora y activista Marian Moreno Llaneza será la galardonada con el premio ‘Chimenea en popa’, que concede anualmente el Orgullín de Cam de Ribera, de San Esteban de Pravia. En esta edición, la organización ha querido premiar al activismo en favor de los derechos de las mujeres, otorgando el galardón a una activista feminista. Así se retrata Moreno Llaneza: “Me nacieron en León hace 54 años, asturiana convencida y feminista de raíz. Optimista pase lo que pase, porque siendo mujer, feminista, lesbiana y profesora no hay otra que ser optimista para vivir bien. A los 12 años decidí que quería ser profesora de instituto, ahora ya llevo 28 años intentando transmitir la igualdad y el respeto a la diversidad desde las aulas. Mi vida es la educación para la igualdad, pero soy profesora de Lengua y Literatura porque no había oposiciones a profesora de feminismo. Estos 28 años los he dedicado a mi alumnado y también a la formación del profesorado en temas de igualdad en las aulas y de lucha contra la lgbtfobia. Sigo aprendiendo de mis compañeras feministas y de la gente que vive en libertad y reivindicación tanto sus identidades de género como sus orientaciones sexuales. Creo firmemente en un mundo mejor y quiero poner mi granito de arena en esa construcción. He escrito algún libro sobre educación para la igualdad, he recorrido España, México y Argentina formando al profesorado para que el feminismo entre en este colectivo que no siempre está por la modernidad. He disfrutado y disfruto con mi profesión, no me arrepiento de nada. He trabajado como asesora del profesorado tanto en Avilés como en la Consejería de Educación, pero no estoy hecha para las sillas de despacho ni para dejar de decir todo lo que pienso, por eso estoy donde estoy, feliz en mis aulas. Tengo facilidad para olvidarme de casi todo, el despiste me acompaña en el estrés en el que suelo vivir, pero nunca olvido de dónde vengo (familia de mineros), ni quiénes son mis amistades, ni cuál es mi lucha: la igualdad entre mujeres y hombres y la lucha contra la ignorancia y la imbecilidad de quienes nos atacan porque no saben ser libres. Este no es un currículo al uso, porque nadie de quienes estamos aquí somos al uso. Este es el currículo de una feminista lesbiana que está orgullosa de luchar por un mundo en libertad y felicidad”.

Deje su comentario

Comentarios recientes

La Información del Bajo Nalón