Publicado el: 13 Jul 2018

Tráfico lanza una campaña especial de vigilancia de motos

La Guardia Civil y un helicóptero de la DGT vigilarán las carreteras con más afluencia de motoristas, con controles de velocidad, alcohol, drogas, ITV y documentación

En lo que va de 2018, fallecieron tres personas en accidentes de motocicleta en Asturias

Un motorista en una imagen de archivo

Redacción/Grado

La Jefatura Provincial de Tráfico de Asturias lanza una campaña especial de control de motocicletas, en la que participarán efectivos de la Guardia Civil y un helicóptero de la DGT. Se vigilarán especialmente las carreteras convencionales y las vías más frecuentadas por motoristas, y los controles analizarán velocidad, adelantamientos incorrectos, drogas, alcohol, estado de los vehículos y documentación.

La campaña se activa durante el verano para intentar reducir el número de motoristas fallecidos, tres en Asturias en lo que va de año. “En la última década el número de víctimas mortales en las carreteras de Asturias ha experimentado una reducción muy significativa, pasando de 50 fallecidos en 2007 a 27 en 2017. Por el contrario, si nos centramos en las motocicletas, se observan unos resultados que no se corresponden con esa evolución general, variando durante el mismo período entre 5 y 10 fallecidos al año, lo que supone de un 10% a un 37% de la siniestralidad total”, señala la DGT.

“Especialmente preocupantes fueron los datos de 2017, donde sobre un total de 27 víctimas mortales, 10 eran usuarios de motocicleta (37,03%). En lo que llevamos de año 2018, de un total de 15 fallecidos, 3 eran usuarios de motocicletas, lo que representa el 20% de las víctimas mortales”, añade. El aumento del número de vehículos también es un factor a tener en cuenta: se ha pasado de 44.000 motocicletas en Asturias en 2010 a más de 55.000 en 2017. Se trata, además, de un vehículo más vulnerable. “El riesgo de morir en un accidente de tráfico es 17 veces mayor en moto que en coche. Además, el 95% de las víctimas mortales en accidente de tráfico en las que está implicada una moto, el fallecido es el propio motorista”, informa la DGT.

Los agentes “realizarán un control integral del vehículo, del conductor y en su caso del pasajero, orientado al cumplimiento de la normativa específica, a saber: documentación, casco, alcohol y drogas, neumáticos, placa de matrícula (visible y legible), alumbrado, limitación de potencia…”. Además, con el apoyo del sistema de radar y desde el helicóptero, equipado con el radar Pegasus, se controlarán infracciones, como adelantamientos peligrosos o excesos de velocidad.

“Se trata en definitiva de concienciar a los conductores de motocicletas de la necesidad de extremar la precaución mientras conducen, de prestar atención a la circulación, mantener la distancia de seguridad, estar atento a la señalización, adecuar la conducción a las condiciones climatológicas, contar con un buen equipamiento y utilizar siempre el casco, en un vehículo en que lo único que separa al motorista de la calzada es su propio cuerpo”, afirma la DGT. Y destaca la velocidad inadecuada como un importante factor de riesgo: “En más del 55% de los accidentes mortales en moto de los dos últimos años la velocidad inadecuada aparece como causa principal. Y es que las carreteras no son un circuito, ni están acondicionadas como tal, especialmente en los tramos curvos (ante la posible existencia de gravilla, otros vehículos u obstáculos en la calzada) por lo que es importante moderar la velocidad y adaptarla a las circunstancias de la vía”.

Deje su comentario

Comentarios recientes

La Información del Bajo Nalón