Publicado el: 23 Oct 2018

Veinte familias pueden optar ya a las viviendas públicas de Muros

El Ayuntamiento inscribirá a los vecinos empadronados que estén interesados en estos alojamientos de alquiler, que estarán disponibles en 2019

Maqueta de las viviendas públicas que ya han empezado a construirse

Redacción / Pravia

El Ayuntamiento de Muros de Nalón ha abierto ya la inscripción para las familias que opten a las 20 viviendas públicas de alquiler que han empezado ya a construirse por el Principado junto a la estación de Feve. Para poder aspirar a una de ellas los vecinos deberán estar empadronados en el concejo. El Ayuntamiento elaborará un listado de personas interesadas, que deberán pasar por las dependencias municipales. La inscripción se ha hecho pública a través de un bando municipal y ahora serán los servicios sociales quienes, en función de las circunstancias sociales y económicas de los aspirante, informe sobre las familias que tengan más posibilidades de ser seleccionadas.

El Gobierno de Asturias comenzó la pasada semana en Muros de Nalón la construcción del primer edifico público de pisos que se certificará con el estándar Passivhausque garantiza el menor consumo y la mayor eficiencia energéticaSe trata, además, de la primera iniciativa colectiva de la comunidad autónoma, puesto que hasta ahora sólo se han acreditado edificaciones individuales unifamiliares.

Este proyecto contribuirá además  a erradicar el último poblado chabolista de San Esteban. Las viviendas sociales de Muros estarán disponibles para su apertura y uso en 2019. Los Servicios Sociales del Ayuntamiento están haciendo una estimación orientativa de los potenciales beneficiarios de estos pisos en el concejo, toda vez que “la adjudicación corresponde a VIPASA, que tiene unos criterios fijados en la legislación, que son los que se aplican en la concesión de estas viviendas”, aclara la alcaldesa, Carmen Arango. En todo caso, el Ayuntamiento quiere disponer de estos datos para concretar las cifras de personas en riesgo de exclusión social, a instancias de la Consejería de Asuntos Sociales, en vistas a erradicar el último núcleo chabolista del municipio, ubicado en La Junquera, en los aledaños de San Esteban.

Los trabajos, adjudicados a la unión temporal de empresas Iguastur-Ceteco en 1.688.583 euros, cuentan con un plazo de ejecución de 14 meses, cuatro por debajo del plazo previsto en la licitación. Las obras consistirán en la edificación de 20 viviendas para alquiler con trastero, de las que una estará adaptada para personas con discapacidad. Los pisos contarán con una superficie de unos 50 metros cuadrados, repartidos en dos habitaciones, salón, cocina, baño y tendedero. Además, tendrán aerotermos individuales para la producción de agua caliente sanitaria y la calefacción será por aire para aprovechar el sistema de ventilación de doble flujo.

El edificio, que se levantará sobre una parcela de 1.400 metros cedida por el Ayuntamiento y con orientación sur, tendrá forma de bloque de madera y dispondrá de diversos volúmenes, con el fin de captar la mayor cantidad posible de energía.

 

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón