Publicado el: 28 Nov 2018

Los trabajadores de LINPAC cortan la carretera Pravia-Salas

La protesta se ha efectuado para exigir mejoras de seguridad en la vía, única forma de acceso a la fábrica y que además registra numerosos accidentes por su mal estado y deficiente trazado 

 

Imagen del corte de la carretera a la altura de Quintana, este mediodía (Foto: Trabajadores LINPAC)

 

Rafa Balbuena / Pravia

Cerca de 40 trabajadores de la empresa Linpac y vecinos de la zona alta del concejo praviano han cortado este mediodía la carretera AS-225, en protesta por el estado de esta vía que une Salas con Pravia y que es la única forma de acceso para los trabajadores y el transporte de mercancías a la factoría que la multinacional tiene en la localidad de Quintana. No se han registrado incidencias y la medida se desarrolló de modo ordenado y sin conflictos. En la acción ha participado cerca de la mitad de la plantilla, a la que se han sumado “vecinos de localidades cercanas como Folgueras, Cordovero y el Valle de Arango y representantes políticos de todos los partidos”, según indican fuentes del comité de empresa. También añaden que en el corte de la vía solo han podido participar trabajadores fuera de jornada laboral, ya que “la empresa no permitió que los trabajadores dejasen su puesto para acudir al corte”, ni tampoco estuvo presente ningún representante de la dirección”.

El comité convocó esta medida, autorizada por la Delegación de Gobierno, aduciendo la inseguridad y la elevada siniestralidad que registra esta carretera, tanto para conductores y viandantes como para los vecinos de la parte alta del concejo de Pravia. La concentración de protesta ha tenido lugar entre las 11:30 y las 12 de la mañana, a la altura en el punto kilométrico 21,5 de la AS-225 .

El comunicado del comité de empresa de Linpac señala que en su reunión ordinaria del mes de noviembre, “se aprobó por unanimidad (CSI, SITT, CCOO y UGT) convocar a todos los trabajadores de la empresa a la concentración y corte y de la carretera AS-225 (…) como protesta por el abandono de dicha carretera por parte de la administración competente en su conservación”. En estos momentos la plantilla de Linpac ronda los 470 empleos directos, siendo esta carretera la única vía de acceso a su puesto de trabajo, a lo que hay que añadir un importante tráfico de vehículos pesados, contabilizado en unos 50 camiones diarios. “El firme se encuentra en un estado lamentable, el mantenimiento de la misma brilla por su ausencia y en cuanto al proyecto de mejora desconocemos en que fase se encuentra”, añaden. Precisamente en los últimos días la Consejería de Infraestructuras del Principado de Asturias ha dado luz verde al estudio de impacto ambiental de la mejora de la carretera de Pravia a Salas, en su tramo Pravia-Vegafriosa. Este nuevo paso supone que la empresa adjudicataria ya tiene abierto el camino administrativo para avanzar en la obra. El alcalde de Pravia, David Fernández, ha subrayado la importancia de este paso para que la obra, muy importante para los concejos de Pravia y Salas, pueda seguir adelante.

La incidencia de accidentes de tráfico en la AS-225 se ha agudizado en los últimos dos años y no ha dejado de registrar siniestros durante los últimos meses, y que a menudo han afectado precisamente a vehículos vinculados a la actividad empresarial de la zona. A la abundancia de curvas y la estrechez de la calzada en algunos tramos se ha sumado un progresivo deterioro del asfaltado, comprometiendo la estabilidad del zócalo y el drenaje de las cunetas, con presencia constante de baches y embalsamientos. A eso se suma la abundancia de heladas en la zona y la escasa iluminación dispuesta en su trazado, habida cuenta de la abundancia de camiones de grandes dimensiones y tonelaje que tienen en esta carretera la única forma de acceder a la factoría de LINPAC.

A finales del pasado mes de octubre el Principado adjudicó el proyecto para la mejora de esta carretera por un importe de 36.260 euros a la empresa Integra Ingeniería, que es la que ha presentado el estudio de impacto ambiental. El proyecto tendrá que estar concluido antes del próximo mes de marzo. La mejora del primer tramo de la carretera, entre Pravia y Vegafriosa, requerirá una inversión de 3 millones de euros y un plazo de ejecución de 24 meses. En principio, está previsto actuar sobre 7,3 kilómetros de carretera, manteniendo el mismo trazado, aunque mejorando el radio de las curvas, la caja de la carretera se ampliará a 7 metros de ancho, 3 para cada carril y medio metro de arcén en cada sentido de la marcha. El tramo de Vegafriosa a Salas queda para una segunda fase.

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón