Publicado el: 10 Jun 2019

Los conservacionistas piden a los periodistas más formación en Medio Ambiente

La Información del BAJO NALÓN participa junto a otros medios en un debate organizado por Mavea y Divertia en el Botánico de Gijón

Un momento del debate / Juanjo Arrojo

Redacción / Pravia

Conservacionistas y ecologistas han pedido a los periodistas una mayor implicación en la cobertura informativa de temas medioambientales, así como una mayor especialización y formación de los profesionales en esta área. Lo hicieron en una charla-coloquio celebrada ayer en el Jardín Botánico de Gijón, en un acto en el que participó el director de La Información del BAJO NALÓN Fernando Romero y que fue organizado por MAVEA y Divertia. En la sala se vieron caras conocidas y de larga trayectoria dentro del movimiento ecologista y conservacionista, como Carlos Lastra de ANA, o a Roberto Hartasánchez, de FAPAS. Asistió también el alcalde de Illas, Alberto Tirador y el fotógrafo ambiental Juanjo Arrojo.

Romero compartió mesa con los periodistas Paco Jiménez (la Nueva España) y Elena Bandera (La Voz de Asturias) y fue moderado por Francisco García, director de La Nueva España de Gijón. La charla, titulada “El medio ambiente en la prensa escrita”, se enmarca en las Jornadas de Divulgación y Defensa de la Naturaleza en Asturias que se celebró desde el pasado día 4.

El director de La Información del Bajo Nalón destacó la necesidad de que el periodismo vaya más allá del relato del puro hecho y analice con visión crítica las causas de muchos de los desastres medioambientales de Asturias, como es el caso de los desbordamientos de ríos e incendios forestales: “no se puede contar solo que el Nalón se desbordó y causó muchos daños; somos divulgadores de conocimiento y hay que profundizar en las causas, por eso no se puede obviar que son fenómenos que tienen su origen en el cambio climático”.

Los periodistas asistentes destacaron la dificultad de que en los periódicos los profesionales se especialicen para abordar temáticas medioambienatles porque hoy, la escasez de plantillas y la precarización laboral lo hacen imposible, convirtiendo a los reporteros en “todoterrenos”, con lo que ello implica de perjuicio a la calidad de la información. En un ambiente distendido, ecologistas y periodistas se intercambiaron consejos y sugerencias con el objetivo de mejorar sus relaciones, evitando alarmismos innecesarios por una parte y mejorando la calidad informativa por otra.

 

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón