Publicado el: 08 Ago 2019

El Xiringüelu ampliará superficie y delimitará una zona de familias

La organización está ya en conversaciones con los propietarios de los prados colindantes hacia la zona de los servicios sanitarios

El Prau Salcéu tras la fiesta del domingo

 

F. Romero / Pravia

Que el Práu Salcéu se ha quedado pequeño para el Xiringüelu quedó demostrado en la última edición del pasado domingo. Más de 40.000 personas acudieron a la fiesta del verano praviana poniendo de manifiesto que el espacio es pequeño y el evento concentra en una superficie limitada a demasiada gente. La Cofradía del Xiringüelu es consciente de que la fiesta ha ido creciendo en los últimos años y asume que es muy probable que lo siga haciendo, por lo que trabaja ya en la ampliación de la superficie. Será una de las novedades para la próxima edición, la de 2020, año en el que la fiesta cumple 80 años.

Desde la organización se asegura que una de las principales medidas será ampliar el recinto hacia la zona de los servicios sanitarios, al otro lado del puente. De hecho ya ha habido contactos con los propietarios de los prados colindantes. El objetivo es poder delimitar una zona para las familias, que se han quedado desplazadas y sin espacio para sus comidas por la afluencia de jóvenes para hacer botellón. “Antes hacíamos paellas en el Prau Salceú, y llevábamos niños pequeños, hoy no podemos hacer eso”, explica una habitual de las fiestas que lleva años acudiendo.

El portavoz de la Cofradía Higinio Iglesias ya había señalado, tras hacer balance de la última fiesta, que el objetivo de las novedades para 2020 tenía que ver “con la conciliación de los intereses de todos los romeros, de las familias, de las peñas y de los jóvenes que van por libre”. Por eso la primera medida será ampliar la superficie. La segunda novedad, según pudo saber este diario, será mejorar la oferta musical.

Todas estas iniciativas, que tratan de convertir al Xiringüelu en la fiesta más concurrida de Asturias sin perder su tradición familiar y de peñas, comenzarán desde ya a prepararse por parte de la Cofradía, ante el éxito de las últimas convocatorias. No en vano la 79 edición batió el récord de asistencia con más de 40.000 personas durante toda la jornada. Un total de 220 autobuses llegaron desde diferentes puntos de Asturias y de otras comunidades autónomas y Renfe puso en marcha un servicio especial con 24 trenes. La masificación de la fiesta, que tienen mucho que ver con el fenómeno de las redes sociales, sin embargo puede hacer perder la identidad tradicional de este evento festivo y es lo que la Cofradía trata ahora de evitar.

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón