Publicado el: 26 Feb 2020

Las grietas en La Atalaya alertan al ayuntamiento de Muros

El consistorio, a pesar de no saber el alcance, asumirá las obras en el mirador, para lo que ha reservado una partida en las inversiones, aunque insiste en que la competencia es de Costas

El equipo de Gobierno incluye también en 2020 la mejora del saneamiento de El Couz, las piscinas saladas y el puente de hierro en San Esteban, la cubierta del parador y mejoras en varios caminos del concejo

Mirador de la atalaya

F. R. G. / Pravia

El Ayuntamiento de Muros asumirá el coste de la reparación de las grietas del mirador de La Atalaya, en la senda costera peatonal, uno de los más visitados del concejo por los turistas, a pesar entender que la competencia le corresponde a la Demarcación de Costas. Las inversiones del presupuesto de 2020, aprobadas este lunes con los votos del PSOE y del PP y el rechazo de Ciudadanos y Unidas Podemos, dejarán una parte para esta obra, aunque la alcaldesa Carmen Arango desconoce por el momento el alcance de la misma.

“Habíamos hablado con la Administración central, ya que la senda la hizo en su día el MOPU, pero nos dicen que está fuera de dominio y afección y aunque seguiremos intentando implicarles en su reparación. De momento vamos a encargar un estudio geotécnico. No sabemos el coste que tendrá, pero si es muy elevado, al menos actuaremos en aquello que afecte a la seguridad, aunque no podamos acometer el aspecto ornamental y estético”, explica Arango. El pasado mes de enero Ciudadanos registró una solicitud en la Alcaldía para estudiar el origen y reparar las grietas al entender que podría suponer un problema grave de seguridad si son debidas a corrimientos de tierras. La senda se halla en este punto al borde del acantilado.

Esta es una de las principales inversiones que prevé acometer el Ayuntamiento con el respaldo del presupuesto aprobado el lunes que se eleva a 2,3 millones de euros (170.000 € más que en el ejercicio anterior) de los cuales habrá 512.000 € para inversiones. Otras actuaciones previstas, además de las obras en las piscinas de agua salada de San Esteban será la mejora del saneamiento de El Couz, donde el antiguo matadero, zona en la que confluyen varias conexiones de saneamiento y que se inunda cada vez que llueve. También está previsto el arreglo del viejo puente de hierro de San Esteban sobre la senda que nace donde el antiguo taller y muere en las tolvas. Este puente está protegido por Patrimonio, por lo que se deberá respetar su tipología. Esta infraestructura se reparó hace 4 años con un taller de empleo, pero  ya se ha vuelto a deteriorar. Otras inversiones para 2020 serán la cubierta del edificio del parador, que es municipal y el arreglo de caminos del concejo.

La alcaldesa lamenta que no se puedan acometer más inversiones “a pesar de tener dos millones de euros de superávit a causa del techo de gasto. Ya sé que siempre digo lo mismo, pero es la verdad y me da rabia porque ese dinero es de los impuestos que pagan los vecinos”.

Grietas / Foto Cs Muros

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón