Publicado el: 31 May 2017

Pravia revisará los convenios de gestión del agua de las parroquias

El Alcalde es partidario se suprimir las penalizaciones previstas en los acuerdos, que permitirían subir al agua a las parroquias deficitarias, como Los Cabos, Santianes y Somao

El Ayuntamiento asegura que el plan financiero de Madrid impìde pagar el canon, y pide buscar alternativas “de consenso”

Agones

L. S. N./Pravia

El Ayuntamiento de Pravia buscará una fórmula de consenso para revisar los convenios de gestión del agua de las parroquias rurales, y resolver el problema de los pagos pendientes del canon, que según estos acuerdos se deben liquidar trimestralmente. Según la Federación de Parroquias Rurales, Pravia adeuda las liquidaciones de 2016 y lo que va de 2017, lo que en algunos casos, como en Agones, asciende a cifras que para las entidades locales no son menores, como 16.000 euros. El alcalde de Pravia alega que el plan económico financiero impuesto al Ayuntamiento por Madrid impide imputar estos pagos como liquidaciones trimestrales, ya que incrementan el gasto corriente, y plantea buscar fórmulas de consenso que permitan llegar a un acuerdo favorable a los intereses de todos y que sea compatible con la situación financiera del Consistorio. David Álvarez destacó, en la reunión mantenida esta semana con el secretario general de Fapar, José Manuel García del Valle, que hay parroquias, como Los Cabos, Santianes y Somao, que son deficitarias en la gestión del agua (es decir, que el coste de la gestión que acomete el Ayuntamiento supera al dinero que se ingresa por las tasas). “Si aplicáramos los convenios de forma estricta, los vecinos de estas parroquias tendrían que pagar más por el agua, habría que subir las tarifas. Y no estamos dispuestos a eso, creo firmemente que el agua es un bien esencial, y que todos los pravianos deben tener un trato igualitario, con una única tarifa para la zona rural y otra para la villa”, señala el regidor. “Si no se aplican los convenios rígidamente, y no subimos las tarifas a las parroquias que son deficitarias, esperamos que no se nos exija a nosotros la letra de los acuerdos, sobre todo porque las liquidaciones chocan con el plan financiero, no pueden imputarse como gasto corriente. Hemos quedado en que los servicios jurídicos de Fapar y los del Ayuntamiento estudien cambios en estos convenios que sean de consenso y favorables a los intereses de todos”.

El alcalde también puso sobre la mesa las inversiones que el Ayuntamiento ha acometido en las parroquias rurales de Pravia “sin tener en cuenta si eran deficitarias o no en la gestión del agua”. Entre estas inversiones, Álvarez destaca que el presupuesto lleva 10.000 euros para actuaciones en carreteras rurales; que se construyó una escollera en Santianes, con un coste de 10.000 euros; el vallado de un camino público en Bances (6.000 euros), la renovación de parte del alumbrado público y la reparación de caminos, por 30.000 euros en Somao o la reparación y rebacheado de viales en Agones, por más de 30.000 euros, entre otras obras.

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón