Publicado el: 15 Mar 2019

La Guardia Civil denuncia a un vecino en Quinzanas por maltrato animal

El investigado tenía un caballo en “pésimas condiciones sanitarias” y se detectó que había padecido”un sufrimiento prolongado” en una finca cercana a la AS-16, por lo que tuvo que ser sacrificado

La AS 16 a la altura de Quinzanas

 

Redacción / Pravia

La Guardia Civil de la Comandancia de Oviedo ha investigado en fechas recientes a un varón D.F.D de 27 años de edad, como presunto autor de un delito de maltrato animal, hecho ocurrido en la localidad de Quinzanas (Pravia). El pasado día 18 de febrero se recibió una llamada en el teléfono de Atención
Ciudadana de la Guardia Civil 062, en la cual se ponía de manifiesto la existencia de un equino en pésimas condiciones sanitarias en una finca cercana a la carretera AS-16, en su paso por la localidad de Quinzanas.
Hasta el lugar se desplazó una patrulla del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil, la cual no hizo más que constatar la veracidad
de la información. Se localizó al animal que se encontraba en una posición de decúbito lateral, con varias heridas en la cara, faltándole el globo ocular izquierdo, presentaba a su vez una rigidez severa en todas las extremidades, observando en el suelo marcas realizadas por el propio animal que denotaban un gran
sufrimiento prolongado. Según varias informaciones este animal llevaba en esas condiciones varios días, prolongando su agonía de manera injustificada.

Una vez localizado al propietario del equino éste manifestó que el animal sufría de tétanos y que no le había facilitado ningún tipo de medicación.
Simplemente estaba esperando a que falleciera, ya que según él mismo, esta situación le había pasado con más caballos y que los animales fallecen a las
24 horas aproximadamente.
Por parte de los agentes actuantes se le informó a esta persona que ante un animal enfermo su obligación como propietario es la de ponerse en contacto
con algún veterinario para que lo trate, o en caso de que no tenga la posibilidad de recuperación, proceda a la eutanasia.
Hasta el lugar se desplazó a su vez una veterinaria, adscrita a la oficina comarcal de Pravia dependiente de la Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales del Principado de Asturias, la cual levantó a su vez acta de la situación del equino, el cual finalmente tuvo que ser sacrificado ante la nula posibilidad de tratamiento y para evitar el sufrimiento del mismo.
El Servicio de Protección de la Naturaleza investigó al propietario del animal como presunto autor de un delito de maltrato animal, cuyas diligencias fueron
entregadas en el Juzgado de Instrucción de Pravia (Asturias).

Deje su comentario

La Información del Bajo Nalón